El Gobierno culpa al PP de la situación judicial

  • Rajoy asegura que "si la Administración funcionara bien" el 'caso Mari Luz' "lisa y llanamente no se habría producido".

Comentarios 46

Después de que se haya puesto en evidencia el colapso que vive la Justicia en España, el empeño de algunos sectores es de encontrar un responsable para la actual situación. Si ayer el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, aseguraba que el atraso de la Administración se debía a que España "heredó una Justicia raquítica de un sistema no democrático", hoy el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) respondía que "algo tendrá que ver el PSOE, que ha gobernado 20 años". Por su parte, y mientras el Gobierno echa parte de culpa al PP por "posponer" la renovación del CGPJ, Mariano Rajoy aseguró que "si la administración funcionara bien" el 'caso Mari Luz' "lisa y llanamente no se habría producido".

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, De la Vega fue preguntada por la situación de la Justicia, tras lo que no dudó en mostrar la "preocupación" del Gobierno por la situación de atraso en la que se encuentra. Sin embargo, a renglón seguido, la vicepresidenta culpó al PP de "posponer sistemáticamente" la renovación del CGPJ, una postura que "no es responsable, no es razonable y no es sensato". "Además de modernizar la Justicia, hay una cosa muy importante también, y aquí la responsabilidad es de todos, de algunos especialmente, que es renovar el CGPJ", dijo.

La vicepresidenta recordó que el CGPJ "hoy no tiene gobierno, es interino desde hace más de un año y medio", cuando este "órgano tiene que contribuir a mejorar la situación, tiene mucho que hacer también". "La mejor noticia que podríamos dar a los ciudadanos es que tenemos un acuerdo para renovar el poder judicial", añadió, De la Vega, que aseguró que la "preocupación" por la situación de la Justicia viene de "hace más de cuatro años". "La pasada legislatura se adoptó como dirección de nuestra acción política mejorar la situación de la Justicia", señaló.

En este sentido, recordó la "creación de 100.000 nuevas plazas de jueces y fiscales, más del doble de las que se crearon durante los ocho años anteriores", durante el Gobierno de José María Aznar y otras reformas como la de "la modernización de la Oficina Judicial". "Este es un dato que evidencia que el Gobierno socialista se preocupa y además de ocupa", sentenció De la Vega. La respuesta al Gobierno llegó del propio CGPJ, pero no a las palabras de la vicepresidenta, sino a las que ayer pronunció Bermejo, que aseguró que gran parte del problema viene de que España "heredó una Justicia raquítica de un sistema no democrático".

El portavoz del CGPJ, Enrique López, respondió con dureza al ministro de Justicia: "Tras el franquismo recibimos unas carreteras mediocres, unos hospitales normales y unos sistemas determinados, y treinta años después se han mejorado las carreteras, los hospitales... ¿por qué no se ha hecho lo mismo con la Justicia?". Así, López recordó que Bermejo "forma parte del Gobierno de un partido que ha gobernado España durante 20 de los 30 años de democracia", por lo que "algo tendrán que ver entonces en la situación actual".

"El problema es que en los Presupuestos Generales del Estado se destina el 1 por ciento, cuando en otros países se destina un 2 o un 3 por ciento, ese es el problema y no otros", dijo el portavoz del CGPJ que señaló que algunas de las propuestas anunciadas ayer por el ministro son "buenas", pero matizó que algunas de ellas ya habían sido propuestas por el CGPJ. "Lo importante es mirar hacia adelante, mirar hacia el futuro y no al pasado", dijo López, que solicitó al Ministerio que "se pongan a trabajar ya" para "dotar a España de una Justicia acorde con la octava potencia de mundo y no como ahora que tenemos una justicia acorde a la 40 O 50 potencia".

Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, durante su intervención ante la reunión interparlamentaria de los populares andaluces, dijo querer un acuerdo en materia de Justicia con el Gobierno, para que la Administración funcione y se ejecuten las sentencias que dictan los jueces, de manera que no se limite sólo a la renovación del CGPJ y del Tribunal Constitucional. "¿Qué ha pasado aquí?", se preguntó Rajoy en relación con el 'caso Mari Luz', un asunto, a su juicio, "verdaderamente dramático" que ha puesto de manifiesto que los poderes públicos no han funcionado como deberían.

"Si la Administración funcionara bien, eso lisa y llanamente no se habría producido", dijo Rajoy, antes de poner de manifiesto que el último informe del CGPJ revela que en España hay sentencias que no se ejecutan. Así, tras preguntarse cuántos delincuentes andan por la calle "porque no funciona la Administración y no se cumplen las sentencias", el líder del PP consideró que si esto continúa, España acabará siendo un "Estado sin ley". Además, consideró "verdaderamente grotesco" que en el año 2008, el siglo de las nuevas tecnologías, los juzgados españoles no estén conectados entre sí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios