"Me indignan los que se llevan los catavinos"

  • José Gómez Díaz. Gerente del bar Los Pabellones

José Gómez Díaz representa a la  tercera generación familiar al frente del bar Los Pabellones, en la plaza de San Juan de Dios esquina a Plocia, desde que en 1932 su abuelo se hiciera cargo del mismo. Un local de ambiente portuario y marinero en el que sus parroquianos viven el Carnaval todo el año y que incluso en 2009 dio nombre a un coro de José María Barranco, Antonio Miranda y Paco Alcántara, al que además le correspondió ese año abrir el concurso. A Pepe Gómez le indigna que no se encuentre la fórmula para que el acto de imposición de los Antifaces de Oro no consiga la  importancia que merecen  los galardonados y también lo traen loco las obras en San Juan de Dios, que son necesarias pero que mientras que se llevan a cabo las está notando en la caja. En Los Pabellones se niegan a servir en vasos de plástico, una costumbre muy extendida en la hostelería durante el Carnaval, porque consideran que no beneficia en nada al buen vino que ofrecen,  pero les  indigna que algunos se lleven los catavinos, unos 40 el pasado fin de semana.  En el establecimiento, que cuenta con una esquina denominada 'El rincón del veneno',  como le puso Antonio Martín, donde se reúnen los aficionados más apasionados, celebra a las nueve de esta noche el homenaje que desde hace seis años ofrecen a dos veteranos de la fiesta, en esta ocasión Enrique Villegas  y  Pepe Silva,  que amenizarán la antología del primero y la chirigota 'Mujeres y hombres y mucha berza', de la que forman parte dos hijos del segundo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios