La gorra contra el sombrero

  • El comparsista cani usa estos días de frío un gorro de lana encasquetado. Los autores que usan mascotas las acompañan de fular o pañuelo al cuello.

Dos mundos contrapuestos. Dos formas de entender el Carnaval. Dos generaciones. Viene pegando fuerte el comparsista anganguil, con gorra de un equipo de beisbol que desconoce y pendiente. Tatuajes por un tubo. Aunque no los puedan lucir cuando el tipo es abrigadito. Estos comparsistas practican el chandalismo y suelen calzar sus pies con zapatillas Nike, a ser posible con colores chillones propios de una caja de Plastidecor. Que no falte la sudadera con capucha. En estos días de frío lucen gorros de lana encasquetados.

Este comparsista se pasa todo el ensayo pendiente del teléfono móvil, tuiteando cualquier chuminada ajena a lo cultural, básicamente. Es propenso al octavillismo, arte que practica callándose en buena parte del repertorio para brillar con luz propia en sus partes.

Este especímen no bebe, como los antiguos comparsistas de pelo en pecho y bigote, Fino Quinta antes de cantar. Agua y un Red Bull de vez en cuando. Cuida su cuerpo en un gimnasio, le flipan las motos y muere con Cristiano Ronaldo.

En los ensayos, no se cansa de recomendar al autor temas de cuplés relacionados con 'reality shows', que es el tipo de programas que visiona cuando llega a casa después de partirse el pecho por Cai.

En el lado contrario, la mascota. Se ha puesto de moda, aunque en sus tiempos la llevaban Manuel López Cañamaque y Paco Alba. Desde hace unos años la luce Antonio Martín, formando ya parte importante de su estética. José Antonio Valdivia tuvo una época mascotil y al mismísimo Antonio Procopio se le ha visto tocado con un sombrero más bien de explorador tipo Cocodrilo Dundee. Estos copleros están marcando tendencia. El otro día pudo a verse así a Miguel Ángel García Cossío en el palco de Onda Cádiz. A todos ellos les gusta más una mascota que a Crespo y no sería extraño verles en un concierto de El Barrio. ¿Usan sombrero porque se les clarea ya el cartón? Es posible. Y tienen algo en común estos Janfri Bogar de casapuerta: la mascota siempre va acompañada de un pañuelo o fular al cuello.

La mascota les diferencia como autores. Las gorras quedan para los componentes, que están en otro escalafón social del mundo del Carnaval.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios