El Selu resuelve un pregón con múltiple personalidad

  • Una abarrotada plaza de San Antonio se convierte en testigo de la proclama del chirigotero que da inicio a la fiesta · El pregonero se mete en la piel de sus más laureados personajes durante la actuación

Comentarios 84

Camaleónico. El pregonero tiene un problema de personalidad múltiple. Bendito problema, ¿o no?, que da la oportunidad a los aficionados gaditanos de disfrutar de los personajes más laureados del incansable observador, del parodiador por excelencia de la sociedad de su tiempo, de la fauna y flora gaditana. Selu García Cossío es pregonero. Y con él es pregonero un borracho, una maruja, un lacio, un calzonazos, un sobrao, un enterao. Con todos pasea por el escenario, satirizando, riendo, haciéndonos reír, proclamando el Carnaval de Cádiz. Larga vida al pregonero y al chirigotero.

Los borrachos

"Como dijo el poeta ¡¡¡Viva el vino y las mujeres!!!... En ese orden Cádiz, desde que te conozco te puedo decir que eres un de las ciudades con mas glamour de toda la parte septentrional de Europa. Va uno caminando por sus playas y le va dando patás a duros antiguos", comienza Selu metido en la piel de un borracho que puso al Falla en pie en el año 1992. Aunque eso no le cayó muy bien a este personaje. "Cantaron unos graciosos que iban imitándome y encima la gente le reía las gracias. Se cachondearon de un cartel que había hecho Alberti con lo bonito que estaba el cartel… no se qué de la reja del Muelle… Vamos ¡pa echarlos…!"

"Cádiz, yo que he recorrido tanto tus calles dejando mi ADN en forma de "papa" (...) Yo conozco cada cañón de tus esquinas donde me apoyo en mis grandes cambayás. Conozco cada banco de cada plaza donde una jartá de veces duermo la mona. Yo le debo mucho a Cádiz… sobre to a los de los bares que a esos sí que les debo una jartá", tanto que tiene su "nómina domiciliada en Nicanor". Y es que desde que escuchó "el famoso villancico Pero mira como beben los peces en el río" eso lo "condicionó tela". "Los peces bebían en el río y yo en el Río Saja".

"Pero lo que me gusta a mí de verdad es el Carnaval". "A mí mi padre de chico me cantaba tanguillos para dormirme… el de A Moret según decía la copla…pero antes de que empezara a tararear las bandurria ya estaba yo roncando".

"Me implico tanto en esta fiesta que mi mujer harta de esperarme hasta las tantonas me obliga a usar en esta época un champú "Anti- Carpa". (...)

(Cantan los borrachos(

Las marujas

Se presenta con quejas, sobre el que acaba de bajar ("¡Ahí que ver la peste a vino que ha dejado mi cuñado! ¡Que vergüenza de gachón!") y sobre Cádiz, "¡pero que de polvo y que de mierda echan por la ventana…! Teofila hija, ¿a ti no te entra polvo…? Me refiero… a ver si me explico… yo dejo las ventanas abiertas, y es horroroso… ¿Teo, a ti no te entra polvo cuando las abres…?".

Ahora, espera que el gusanillo lo herede su hijo porque "él quería estudiar Medicina pero yo le he dejado muy claro que el es de Cádiz y lo que tiene que estudiar es carnaval para ver si llega a donde ha llegado el Ramoni".

(Cantan marujas)

Lo que diga mi mujer

"Buenas noches… Se ha ido ya ¿no…?. ¡Uf…! Como se entere que estoy aquí me castiga con tres partidos, porque esta es como lo árbitros…", se presenta esta pobre alma sin soltar sus bolsas de la compra y con el bigote a medio caer. "Ella es pa mí como el padre de Supermán, que se le aparecía en to lo sitios y le decía lo que tenía que hacer".

Este calzonazos vivía antes muy "intesamente el Carnaval" en el "año ochenta AC, antes de casarse", pero ahora está "como los toreros, todo el día en la plaza", a la que, por cierto, le pegan un tirito con los horarios. "Para mí han puesto horario nocturno".

(Canta Lo que diga mi mujer)

Los lacios

Ya tenemos la explicación de por qué este tipo es tan raro. Sus padres tuvieron que recurrir al laboratorio. "Así nací yo, niño probeta. Por eso he tenido siempre tan mala suerte en Cádiz, porque Nadie es Probeta en su Tierra".

Quizás esa también es la explicación a los piropitos tan raros que le tira a la ciudad. "¡Qué bonita tu bahía llena de lisas mojoneras que hacen maravillosas coreografías cuando les tiras un miajón de pan!! ¡Qué bonito tu Pájaro Jaula de Las Puertas de Tierra al que cada dos meses tienen que pasarle una lija por las uñas…! (...) ¡Qué bonitos tus parques infantiles con dos cacharros para quinientos niños que hay patás en la cara para coger un columpio…!"

Tampoco faltó una mención a su novia "Mari Loli", esa que es un montón de celosa. "Me ve a lo mejor cogiéndole el culo a una que va con minifalda y ¿tú te puedes creer que se mosquea?". Ya hace tres años que no se hablan pero siguen "saliendo igual que antes" pero sin hablarse.

(Cantan el pasodoble Mari Loli)

el que vale vale

"Desde luego, qué poco se parece mi hermano a mí. Con esa rebequita de rombos… ¡Jo! somos la noche y el día". Jura. Olee "Aquí está el tío". Consciente de que "las mujeres a lo mejor no prestarán mucha atención" a lo que pueda decir "ya que su mente estará atrapada por la imagen" que proyecta. Este gachó sobradísimo se dedica a piropear a la alcaldesa. "Todas esas mujeres que se ponen a limpiar la casapuerta con una bata to espelucá deberían de fijarse un poquito en ella, que es una lección de estética para las ciudadanas".

Los enteraos

"Yo que sé una mijita de pregones porque me he llevado treinta años yéndole por cambio al que pregonaba las caballas en la esquina de los callejones", asegura el enterao del Selu al inicio de la proclama del personaje que cierra el pregón. Pero bueno, que sabe que alguno puede decir "no, porque si este no pega en un pregón de carnaval… porque si este se cree que va a dar un mitin político… ¿político…? ¡Esta chaqueta me la he comprado yo, no me la ha regalado nadie…".

Aplausos de ánimo y gritos de campeones, campeones (muy de moda este año). "Dejadlo ya no sirve de na", dice. "Un tercer premio pero a mucha honra", proclama.

Y es que este enterao cambiaría muchas cosas del Carnaval. "Todas las niñatas orinando por las calles (como si la vista le llegara a la calle Cervantes vamos, que a esa hora ya era una monería), que yo no he visto una angurria más grande. Las calles se convierten en verdaderos ríos de orín que yo le llamo el Orín-oco". Porque el puede decirlo. Porque él inventó el Carnaval. "Y los coros en carroza (...), y las barbacoas (...), y el Trofeo (...), y el segundo puente...". Aro ome. Pero a él no le gusta "ir por ahí diciendo estas cosas", ya lo conocéis, "la humildad" que lo caracteriza.

Humildad que, a pesar de todo, se lee entre las líneas de este pregón dado con su familia arriba del escenario y también abajo, porque así, como una familia, se percibe a esta agrupación. En serio. Que, para quien no lo sepa, esto es Carnaval. La verdad disfrazada de mentira. Nada es lo que parece. Ni siquiera con los acordes de la Big Band, que enmascara el compás chirigotero. Ya es carnaval señores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios