el mercado laboral en cádiz | el empleo y los mayores

El número de parados mayores de 45 años se dispara en una década

  • El incremento es superior entre los hombres, con diez puntos más desde 2007

  • El grupo con mejor formación académica tiene más problemas para encontrar un empleo en la ciudad

La hostelería es el gran motor del empleo en Cádiz, con el problema de la estacionalización. La hostelería es el gran motor del empleo en Cádiz, con el problema de la estacionalización.

La hostelería es el gran motor del empleo en Cádiz, con el problema de la estacionalización. / lourdes de vicente

Comentarios 1

Casi la mitad de los desempleados de Cádiz tienen ya más de 45 años de edad, 6.450 sobre un total de 13.411. El envejecimiento de los parados en la capital ha crecido de forma alarmante a lo largo de la última década, periodo que cubre la última crisis económica en la que el número de personas sin trabajo en la ciudad se disparó hasta llegar, en el punto más álgido, las 18.000 personas que hoy son poco menos de 13.500. En diciembre de 2007 el número de parados era de 11.215 personas.

El envejecimiento del perfil del desempleado va en paralelo con la reducción en el número de los parados más jóvenes. Así, en el mismo periodo de tiempo, aunque esta semana han salido ya los datos del mes de enero de 2018 sólo hay datos pormenorizados del mes de diciembre de 2017, se ha bajado 5 puntos en lo que respecta a los menores de 29 años que no tienen un puesto de trabajo en la ciudad. En diciembre pasado suponían el 12,8% del total. Por el contrario se mantiene estable el porcentaje del grupo comprendido entre los 30 y los 45 años, que actualmente suponen el 35,7% del total.

El aumento ha sido considerablemente superior en el caso de los hombres que en las mujeres. Entre diciembre de 2007 y diciembre de 2017 los hombres mayores de 45 años en situación de desempleo ha aumentado en 10 puntos, frente a los 3,3 puntos de aumento en las mujeres. Se mantienen también la tendencia a la baja entre los más jóvenes, con un descenso de diez puntos.

El problema es que a medida que más años cumple un parado más complicado resulta encontrar un puesto de trabajo. Un contrato joven resulta más barato. El paulatino desmantelamiento del sector industrial en la ciudad ha dejado en la calle a una plantilla ya envejecida.

Estrechamente unido a este desmantelamiento industrial se produce en esta década una evidente evolución en el perfil del parado atendiendo a su formación académica. Aquello que dicen que la persona con mejor formación tiene más facilidades para encontrar un empleo parece que no se da en Cádiz capital. Así, se está produciendo un aumento de desempleados entre quienes tienen el título de bachillerato, formación profesional o enseñanza universitaria y equivalentes. En 2017 suponían 5 puntos más respecto a diez años antes. Frente a ello, ha bajado hasta 7 puntos el colectivo que como máximo han alcanzado la ESO o la primera etapa de la FP.

Es en el análisis de los sectores económicos donde, junto a la edad, mejor se ve los cambios producidos en el desempleo en la ciudad.

Es cierto que los grandes equipamientos industriales murieron hace ya años en la capital, mucho antes de la llegada de la actual crisis económica y que este sector ya no es el motor principal de la sociedad gaditana, pero los últimos tres ejercicios se ha constatado una leve recuperación del empleo. Así, si en 2007 el 9,2% de los inscritos en el desempleo formaban parte de este sector, este porcentaje ha bajado cerca de cinco puntos hasta quedarse en el 6,6 % bajando a la vez del millar de personas.

También se ha producido un más que leve descenso de 0,4 puntos en la construcción. Aunque la falta de suelo en la ciudad limitase en su día los nefastos efectos que la crisis provocó en el sector inmobiliario en todo el país, también se constata, especialmente en el último año, una significativa recuperación en la construcción, especialmente centrado en la iniciativa privada. Ello permite esta mejora porcentual que no global porque los parados han pasado de 900 a 1.016 en la actualidad, debido al aumento en la cifra global de desempleados en este periodo.

Si baja de forma más notable los que no tenían un empleo anterior, que pasan de 20,7% hasta el 12,5% según los datos de diciembre pasado.

Y frente a todos estos sector, el de servicios se erige como el gran motor de la economía gaditana y, a la vez, el que acumula mayores cifras de personas que buscan un trabajo.

Los datos son elocuentes. En diciembre de 2007 la ciudad tenía a 6.856 personas que buscaban un trabajo en este sector. Una década más tarde esta cifra se había disparado hasta las 9.736. Si el dato ya es lo suficientemente elocuente, si analizamos el porcentaje que supone sobre el total del paro en la capital, es aún más preocupante. En 2007 el sector servicios suponía el 61,1% de los parados. Diez después alcanza ya al 72,6% de los desempleados. Es elocuente que ni más ni menos que el 80% de las mujeres forman parte de este sector de nuestra económica, frente al 2% de la construcción.

Aunque el paro aún no ha recuperado los niveles previos a la crisis, cuando la ciudad estaba a punto de bajar de los 10.000 parados (eso sí, con una población activa superior a la actual), sí se constata un aumento en el número de contratos que se realizan mes a mes. Si en todo el ejercicio de 2007 se firmaron en la capital 62.656 contratos, el pasado año el total se elevó a 74.628. Un buen dato que choca, sin embargo, con un descenso en el número de contratos indefinidos, que apenas alcanzaron en 2017 el 4,27%, frente al 6,5% de una década atrás, porcentajes que, en todo caso, están por encima de la media de la provincia y de Andalucía, y por debajo de la nacional.

El problema de la estacionalidad, con la supremacía de la temporada estival a la hora de crear empleo, ha sido menos evidente en 2017pues entre marzo y noviembre la evolución de los contratos se ha mantenido entre los 6.000 y 7.000 cada mes, mientras que entre diciembre y febrero esta cifra no ha pasado de los 5.400 contratos mensuales. Marzo marcó el récord con 7.039, mientras que hace diez años fue julio con 6.907 contratos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios