El misterioso lugar de recepción de la avanzada

  • La llegada de los representantes de los países iberoamericanos se hizo sin mucho ruido por temor a que hubiera protestas

Comentarios 1

Cuentan que la avanzada de la Cumbre es uno de las tradiciones que precede al encuentro de los jefes de Estado. Sin embargo, ante la presencia de casi 150 representantes de 20 países la recepción a los mismos se hizo de una manera casi clandestina.

En los últimos días, cualquier acto público cuenta con una protesta de uno o varios colectivos que se han echado a la calle para reivindicar sus peticiones. Esto ha provocado que no se haya dado a conocer los detalles de la agenda de la comitiva y que no se supiera hasta casi el último momento que se iba a dar una recepción oficial en el centro de Arte Flamenco de la Merced.

El acto fue muy sencillo y se limitó a unas palabras de bienvenida de la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, y a un aperitivo de toda la comitiva.

Martínez dijo que era "muy importante" que con motivo del Bicentenario de la Constitución de Cádiz se vaya a celebrar la Cumbre en la capital gaditana y recordó todo el empeño que puso el Ayuntamiento de Cádiz para convertirse en Capital Iberoamericana de la Cultura y después el apoyo que prestó el Gobierno de España para que tuviera su prolongación con la celebración de la Cumbre.

Martínez recordó que Cádiz es la ciudad más americana de España y que aquí hace 200 años hubo hombres de las dos partes del Atlántico que alumbraron "un texto maravilloso" de la libertad y por ello asegura que siempre tuvo claro que el Bicentenario había que celebrarlo con los países americanos. En este sentido recordó que en Cádiz no sólo se recuerda el aniversario de la Constitución de Cádiz, sino también el de las independencias de los países iberoamericanos.

Frente a algún que otro embajador y técnicos de las embajadas y de los gobiernos de los distintos países, Martínez dijo que tenían la obligación de que la XXII Cumbre "sea una reunión muy importante de jefes de Estado".

Y entre los jefes de Estado hay muchas presencias, una ausencia segura, la del cubano Raúl Castro, y la duda del recientemente reelegido presidente de Venezuela Hugo Chávez. El embajador de este país en España, Bernardo Álvarez, señaló ayer en una entrevista en televisión, que el líder de su país ha planteado a las autoridades españolas el deseo de pasar a la discusión de cuestiones estratégicas en esas citas, algo a lo que ha asegurado el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, se había mostrado "muy abierto".

El Gobierno del recién reelegido presidente Hugo Chávez tendrá que decidir a qué nivel será la representación en Cádiz. Otro presidente, el de Haití, Michelle Martelly, lo hará en calidad de invitado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios