El clítoris y la polémica

  • La oposición pregunta al equipo de gobierno por el contenido de unos cursos de orientación laboral que han provocado quejas de las inscritas

La sede de la Fundación de la Mujer, situada en la plaza del Palillero. La sede de la Fundación de la Mujer, situada en la plaza del Palillero.

La sede de la Fundación de la Mujer, situada en la plaza del Palillero. / JULIO GONZÁLEZ

Comentarios 2

La solicitud de información de los grupos del PSOE y de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cádiz sobre los contenidos de un curso de habilidades sociales para la inserción laboral, que se imparte desde el lunes en la Fundación Municipal de la Mujer a una treintena de mujeres desempleadas con especiales dificultades de inserción, preferentemente víctimas de violencia de género, desembocó ayer en una nueva polémica repleta de aristas y extremos.

El PSOE explicó que su petición surge a raíz de las "dudas planteadas por las alumnas sobre la relación de los contenidos con la finalidad del curso", por lo que el jueves registró un escrito en el Ayuntamiento reclamando información sobre el programa del curso, la cualificación de las personas encargadas de impartirlo, el coste del mismo y la forma y modelo de adjudicación.

La polémica se desató cuando se supo que en el transcurso de los cursos se habrían dado nociones sobre cómo estimular el clítoris, algo que no gustó a algunas de las participantes. Una de ellas, que prefirió no ofrecer su nombre al tratarse de una víctima de violencia de género cuyo juicio está aún pendiente de celebrarse, dijo ayer tarde a este medio que "nos apuntamos a estos talleres para recibir información que nos sirviera a la hora de encontrar trabajo, no para hablar de feminismo o para demonizar a todos los hombres. Yo he tenido una mala experiencia con un hombre, pero tengo un padre, un hermano, un hijo, maravillosos, y eso no me parece bien".

A sus 38 años también reconoció que no se va a asustar por nada, pero que "no me pareció normal que en el curso se dijera que una mujer se da placer mejor a sí misma, y se nos instó a practicar porque nos iban a preguntar qué tal nos había ido". Eso sí, destacó que "hoy curiosamente sí han empezado a dar cuestiones relacionadas con el empleo".

Otra participante del curso mostró sin embargo su disconformidad con la polémica, que, a su entender, "se ha sacado de contexto". También dijo que es falso que se haya tirado por tierra a los hombres y que "lo que hemos tratado sobre todo es materia de autoestima, eso sí, a querernos a nosotras mismas".

El alcalde de la ciudad, también negó la polémica suscitada y la achacó a los partidos de la oposición. En un comentario compartido en las redes sociales dijo lo siguiente: "Que a Ciudadanos le fastidie que víctimas de violencia machista hablen sin complejos de masturbación sólo muestra que su misoginia no tiene límites. No es cierto que en el programa de este curso de inserción laboral se contemplen 'clases de estimulación del clítoris' (y si les interesara realmente se lo habrían leído, aquí lo tenéis: https://goo.gl/i6QTVt), pero que surja este tema en las sesiones debería normalizarse en lugar de ser estigmatizado", aseguró José María González.

La edil popular, Mercedes Colombo expresó su opinión al respecto igualmente. "Esas cosas están muy bien para unas clases sobre sexualidad para jóvenes o adolescentes que están empezando a vivir… Pero a mujeres que han sido víctimas de violencia de género y no tienen trabajo, que las llamen para unas jornadas de inserción laboral y le cuenten como tienen que masturbarse me parece, como poco, denigrante. Esas mujeres llevan cerca de un año pidiéndole explicaciones a Podemos y al alcalde sobre por qué le han quitado las ayudas que antes tenían. Estas jornadas eran una especie de disculpa hacia ellas y se suponían que iban a ayudarles a encontrar trabajo. Eso es lo denigrante, no que hablen del clítoris".

Por su parte, en la misma puerta de la Fundación de la Mujer, la portavoz de Podemos en Cádiz, Laura Mingorance, aseguró a este diario que "desde la Fundación de la Mujer lo que hemos hecho es impulsar unos cursos de inclusión laboral destinado a mujeres víctimas de violencia machista y en riesgo de exclusión social. Una primera parte estaba más orientada al empoderamiento de la mujer y la recuperación de su autoestima, que creemos que es muy importante; y una segunda más orientada a la integración laboral. Dentro de esa primera parte se ha tratado diversidad de temas, entre ellas la sexualidad o la puesta en valor de las propias capacidades de las mujeres, y pensamos que está habiendo una utilización oportunista por parte de la oposición, donde se vuelve a ridiculizar y a caer en un acto de misoginia en lugar de apoyar la puesta en marcha de un curso que viene a poner un granito de arena en este trabajo de mejorar la vida de las mujeres".

También dijo que "hay versiones distintas entre las propias asistentes, y desde luego lo que esto no ha sido es un taller para enseñar a las mujeres a masturbarse como se ha querido vender", afirmó.

La polémica ha causado una absoluta sorpresa entre las profesionales de la Fundación de la mujer y la empresa encargada de realizar los cursos, Cadigenia, que cuenta entre sus fundadoras con Tatiana Sánchez Sierra, psicóloga especialista en inteligencia emocional y que en su día llegó a ser concejal del PSOE. Cadigenia abordó este curso para desempleadas fijándose en el perfil de las mujeres que lo iban a recibir, que en muchos casos son mujeres muy jóvenes, víctimas de violencia de género, con esa formación para la empleabilidad y para las que hay que buscar captar la atención. El método utilizado de autoafirmación personal es el que se utiliza en cursos que imparten ayuntamientos de toda españa ante mujeres de este perfil, lo que incluye una nueva visión de la sexualidad alejada de las que muchas han vivido de dominio.

Por último, la concejal de Ciudadanos, María Fernández, aseguró que "me parece que estos cursos no se están tomando en serio las necesidades de estas mujeres a las que el Ayuntamiento no les está entregando las ayudas. Que esos cursos se enfoquen a estos temas no nos parece. Está bien que se trabaje en aumentar la autoestima, pero si lo que quieren es encontrar un empleo estos no son los medios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios