El proyecto de adaptación del Palacio de Recaño a Museo del Carnaval ya tiene cara

  • Un teatro denominado 'El Tío de la Tiza' o la posible recreación de un antiguo 'lavaero' en la cubierta, entre los principales atractivos

Comentarios 1

No hay dinero para construir uno nuevo, como tenía previsto la Fundación 1884, que mareó la perdiz durante muchos años hasta que el Museo del Carnaval topó con la realidad de la crisis. Pero al menos hay un nuevo proyecto para un edificio necesario en una ciudad en la que el Carnaval es uno de sus máximos activos. Si el turismo es el futuro de Cádiz, el municipio debe tener un museo dedicado a una fiesta que despierta miles de pasiones allende Cortadura. Este proyecto se basa en la adaptacion a Museo del Palacio de los Marqueses de Recaño, junto a la Torre de Tavira y cuyo último uso fue el del Conservatorio Manuel de Falla. Además, conviene recordar que el inmueble ya tuvo de alguna manera contacto con el Carnaval gaditano, pues sus dependencias sirvieron de camerinos cuando el Teatro Falla se encontraba en obras de reforma y el cercano Teatro Andalucía acogió íntegros los concursos de agrupaciones entre 1987 y 1990 y la fase clasificatoria de 1991.

El contenido de las salas ya aparece repartido en los planos a los que este periódico ha tenido acceso. Así, en la planta baja se localizarían el vestíbulo o entrada, junto a la Torre Tavira, tiendas, cafetería, una sala de exposiciones temporales, otra de recepción y tratamiento de documentos, un laboratorio de digitalización, un centro de proceso de datos y un pequeño teatro denominado 'El Tío de la Tiza'. La entreplanta contaría con varias salas de exposiciones temporales y un par de salas para reuniones de colectivos.

En cuanto al piso principal se proyectan, según indican los planos que ilustran esta información, salas de exposiciones permanentes con fondos del Museo, exposiciones permanentes de trajes, tipos y personajes, taller de restauración de papel y documentos sonoros, hemeroteca, sala de firmas y una sala con fondos de mediateca, fonoteca, hemeroteca y biblioteca.

En la segunda planta se prevén talleres-aula de música, costura, artesanía, así como taller de restauración de vestuario y un almacén también para este contenido.

Es en el tercer piso donde se ubicarían las dependencias de la jefatura de dirección, administración y cuatro salas para invetsigadores. La intención municipal es que en la cubierta se recree un antiguo 'lavaero', lugar donde muchas chirigotas de antaño ensayaban sus repertorios.

El inmueble cuenta con casi 3.000 metros cuadrados y cumple con todas las condiciones para acoger el proyecto museístico. "No aprovechar un espacio así no tiene sentido", sostenía el alcalde mientras anunciaba la decisión de pedir al Ministerio de Fomento la ayuda del Programa 1,5% Cultural para acometer la rehabilitación. González, a falta de dinero para una nueva construcción, quiso destacar la "buena ubicación" de este Palacio de Recaño que fue alzado a mediados del siglo XVIII. El Ayuntamiento sostenía en nota de prensa la idoneidad de la ubicación del Museo en un edificio "que se sitúa en el número 10 de la calle Marqués del Real Tesoro y se encuentra a 400 metros de la plaza del Corralón, en el barrio de La Viña, y a la misma distancia del Gran Teatro Falla; además de a unos 70 metros de la casa natal de Antonio Rodríguez el Tío de la Tiza, en la calle Rosario Cepeda, 7".

Otra de las buenas nuevas que traería este espacio museístico sería la creación de entre 31 y 34 empleos, que es la previsión inicial de plantilla que baraja el Consistorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios