La Zona Franca no va a ejecutar la opción de compra para el Carranza

  • El Comité Ejecutivo del Consorcio rechazó ayer el ofrecimiento del Ayuntamiento porque no tiene capacidad económica para la compra

Imagen de la tribuna del Estadio Ramón de Carranza. Imagen de la tribuna del Estadio Ramón de Carranza.

Imagen de la tribuna del Estadio Ramón de Carranza. / jesús marín

Comentarios 1

El intento a la desesperada del equipo de Gobierno para tratar de colocar los locales de la tribuna del Estadio a la Zona Franca de Cádiz que deben ser destinados a hotel ha pinchado en hueso. Era algo tan esperado y directamente proporcional a las posibilidades que había que la propuesta municipal tuviera éxito.

El Comité Ejecutivo de la Zona Franca decidió ayer, con las abstenciones del PP y PSOE, no ejercer la opción de compra gratuita que le ofrecía el Ayuntamiento de Cádiz después de su acuerdo plenario del pasado mes de julio. Esta decisión estaba basada en el convenio que firmaron las dos administraciones en junio de 2013 y donde ya se le da una opción preferente a la Zona Franca en el caso de que el concurso de adjudicación de los locales quedara desierto. Como su propio nombre indica era una opción, no una obligación.

Aunque la comunicación oficial del acuerdo plenario no había llegado por escrito aún al Consorcio, el delegado del Estado en la Zona Franca, Alfonso Pozuelo, quiso convocar el comité ejecutivo para debatir el asunto y no demorar la respuesta. No obstante, al final de la mañana llegó el acuerdo plenario e inmediatamente se le dio la respuesta al equipo de Gobierno.

Y finalmente esta ha sido negativa basándose en un informe realizado por la dirección financiera del Consorcio. El principal motivo es que la Zona Franca carece de "crédito adecuado y suficiente" para afrontar una operación de ese tipo, que sale por un precio de 9,8 millones de euros.

En el informe se dice además que el presupuesto general de la Zona Franca para este año no se recoge partida presupuestaria alguna para hacer esta compra. Sin embargo, lo más importante es que el Pleno de esta institución aprobó un Plan de Estabilidad y Viabilidad el pasado mes de enero en el que no se prevé la ejecución de operaciones de adquisición o inversión patrimonial de este tipo por la cuantía antes citada ni tampoco contempla hacer operaciones financiera o pedir créditos para poder financiar estas compras.

Este Plan de Estabilidad fue aprobado entre otros por los miembros de Podemos en el Pleno y, entre ellos, su presidente José María González. En este sentido, si se realizara la compra de los locales del Estadio por 9,8 millones de euros se estaría rompiendo con ese plan de austeridad.

En el convenio que firmaron Ayuntamiento y Zona Franca en 2013 se decía que el plazo para el ejercicio de la opción de compra sería de un año a partir de su otorgamiento. Desde la Zona Franca entienden que esa opción ya no se encontraba vigente y que ya se había interrumpido el convenio. No obstante, desde el Consorcio se ha querido analizar el tema.

Cabe recordar que los otros tres graderíos, es decir, los dos fondos y la preferencia son propiedad de la Zona Franca de Cádiz, que los adquirieron al Ayuntamiento. Sin embargo en el caso de la tribuna no ha sido así. Hasta ahora el Consistorio ha tramitado dos procedimientos de subasta que quedaron desiertos por falta de licitantes y a continuación se abrió uno de adjudicación directa. De este modo, el equipo de gobierno comenzó a ofrecerlo y también a recibir visitas de inversores interesados en los locales. Pero después de año y pico, el espacio no sólo no se ha vendido sino que ha originado un importante descuadre en los presupuestos municipales de 2016. Así, en una medida que fue muy criticada por los partidos de la oposición, el equipo de Gobierno incluyó los 9,8 millones por la venta del hotel del Estadio como ingresos que llevaban aparejados gastos estructurales de los presupuestos municipales. Esta fue una de las principales razones por la que obtuvo el rechazo de la oposición y tuvieron que aprobar las cuentas por la gatera, es decir, por primera vez en la historia. Eso y otras cuestiones llevaron precisamente a los partidos de la oposición a presentar una moción de reprobación en el pleno municipal de julio contra el teniente de alcalde delegado de Economía y Hacienda, David Navarro, que finalmente prosperó.

El edil de Por Cádiz sí se Puede señaló en una rueda de prensa que quería incluir de nuevo la venta del Estadio en los nuevos presupuestos, a pesar de que el interventor municipal había puesto reparos en el informe que realizó para las cuentas municipales de 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios