La UCA pidió que se informara a Sanidad días antes del corte de agua

  • El Laboratorio de Aguas Naturales estuvo comunicando a Aguas de Cádiz mediante email la presencia de bacterias desde el 2 de octubre

Los vecinos llenan sus cubos de agua desde los camiones cubas que se pusieron mientras que estuvo cortado el suministro. Los vecinos llenan sus cubos de agua desde los camiones cubas que se pusieron mientras que estuvo cortado el suministro.

Los vecinos llenan sus cubos de agua desde los camiones cubas que se pusieron mientras que estuvo cortado el suministro. / JOAQUÍN PINO

Comentarios 2

El día 2 de octubre de 2014, el Laboratorio de Aguas Naturales y de Consumo Humano de la Universidad de Cádiz, que es el que supervisa la calidad de las aguas en la capital gaditana, envió un correo electrónico al técnico de análisis de Aguas de Cádiz en las que le deja por escrito lo que antes ya le ha hablado de manera telefónica, que en la muestra tomada en la plaza de la Fuente "han aparecido bacterias (coliformes totales y E.coli)". Además , le dice que aunque no se ha incluido en el informe en la muestra recogida en la calle Girasol "se observa un crecimiento anormalmente alto de bacterias aerobias". Esta comunicación se produce diez días antes de que se produzca definitivamente el corte del agua.

Pero no es el único correo que llega por parte de la Universidad de Cádiz esos días. A todos ellos ha tenido acceso este periódico. El día 9 de octubre, una semana después del primero, bajo el título de Recomendaciones, se asegura que han decidido en una reunión que han mantenido los miembros del laboratorio de la UCA para analizar los resultados de los diferentes puntos de muestreo de la zona de la plaza de la Fuente, que "nos parece muy acertado la decisión de clorar la zona para realizar una desinfección y estaremos los días que necesiten muestreando y controlando la calidad del agua".

Además, por primera vez recomienda a Aguas de Cádiz notificar a Sanidad el problema "para, si lo consideran oportuno, realicen también analíticas de la zona".

Un día después vuelve a haber otro envío por email en el que se dan unos resultados provisionales donde se dice que en Juan Carlos I, 45, se ha detectado la presencia de bacterias aerobias sin identificar, pero se dice que hay que esperar hasta que pasen 24 horas para que se haga un informe definitivo.

Este llega el viernes 10 de octubre. Estos resultados son los análisis que se han hecho tras la desinfección de la tubería. Textualmente se dice que "además de las bacterias Coliformes totales y E.coli, se ha observado un crecimiento de bacterias aerobias en todos los puntos donde se han tomado muestras".

El laboratorio considera que este rápido crecimiento "se puede considerar anormal, teniendo en cuenta que para el correcto recuento de dichas bacterias, deben transcurrir 48 horas". Y lo más importante, es que reiteró la recomendación de poner estos hechos en conocimiento de Sanidad.

El 11 de octubre ya aparecen bacterias es numerosas calles, como Núñez de Balboa, Héroes de la Aviación, Girasol....Ese mismo día se envían también análisis extraordinarios y se vuelve a decir que hay coliformes totales y E.coli y se sigue recomendando informar a Sanidad.

El 12 de octubre la situación sigue igual a tenor de los correos electrónios. Aquí la situación ya es muy grave: "Se ha observado en todos los puntos de muestreo un altísimo crecimiento bacteriano que ha impedido realizar recuentos correctos de los coliformes totales y E.coli". Y lo peor es que dice que transcurridas las 24 horas de incubación para la determinación de las bacterias anteriormente citadas, "las placas presentan el olor característico de aguas contaminadas con aguas residuales". Y además, refleja que a pesar de las acciones correctivas realizadas, "este último episodio parece indicar la presencia de un foco intermitente de contaminación". A partir de ahí, se cortó el suministro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios