Trabajadoras revocan el comité de los módulos ante la negativa de AO

  • Autonomía Obrera asegura que la votación no es legal ni la revocación válida

Trabajadora de los módulos de playa custodiando la urna de la votación. Trabajadora de los módulos de playa custodiando la urna de la votación.

Trabajadora de los módulos de playa custodiando la urna de la votación. / lourdes de vicente

Comentarios 1

La votación para la revocación del Comité de Empresa para la compañía que presta el servicio para los módulos de playa se celebró en el día de ayer. Tras el recuento de los votos, los resultados fueron de 38 a favor y 0 en contra, respecto a un censo de 63 trabajadoras.

Esta votación se ha realizado a instancia de un grupo de trabajadoras que estaban disconformes con la gestión y la información de dicho Comité con respecto al trámite de la remunicipalización del servicio.

El proceso, que se ha realizado en los exteriores del Módulo 2 de la Playa Victoria, ha sido algo convulso.

Desde Autonomía Obrera -que hasta ayer obstentaba la presidencia del Comité-, denuncian que esta votación se ha producido de forma ilegal ya que "la asamblea no ha concluido y se ha pasado directamente a la votación". Los acontecimientos según José Martínez Caños, sindicalista de Autonomía Obrera, y portavoz del grupo en lo sucedido durante la revocación, se han producido de la siguiente forma: "A la 13 horas se dio comienzo a la asamblea en el interior del módulo 2 de la Victoria, dónde se había colocado una mesa, una urna y una tarima para respetar el secreto de la votación que se produciría tras la asamblea. La presidenta del Comité abrió el debate a favor y en contra de la revocación, un debate en el que estaban presentes alrededor de 15 personas y que solo pudo durar 20 minutos ya que fuera del modulo había unas 10 personas, con la encargada de Acciona a la cabeza, protestando porque no querían asamblea sino directamente votación, -cosa que es ilegal-. Este grupo de personas irrumpió en la asamblea y los delegados de UGT sacaron, en contra de nuestra voluntad y utilizando la fuerza, la mesa y la urna al exterior del módulo para celebrar la votación sin asamblea. Los mismos designaron a una mesa electoral formada por tres personas que ellos decidieron y a partir de ahí comenzó la votación con sus propias papeletas sin respetar, si quiera, las de sí o no a la revocación del propio Comité".

Martínez asegura que "fue un proceso totalmente ilegal en el que no se respetó la libertad ni el secreto de voto". Desde Autonomía Obrera denuncian que "no ha habido revocación alguna ya que ni si quiera se ha celebrado la Asamblea". El Estatuto de los Trabajadores en su artículo 67.3. dispone que la revocación solo podrá hacerse "mediante asamblea convocada al efecto a instancia de un tercio, como mínimo, de los electores y por mayoría absoluta de éstos, mediante sufragio personal, libre, directo y secreto". Apoyados en su versión de los hechos, Autonomía Obrera ha decidido, "poner en conocimiento del CEMAC los resultados de la asamblea y de la votación 'ilegal' que se ha celebrado, así como presentar la demanda judicial correspondiente contra lo sucedido".

Desde el colectivo de trabajadoras de Módulos de playas promotoras del proceso de revocación de su Comité de Empresa , tienen una versión contraria de los hechos. Aseguran que "se encontraron con el obstáculo, por parte del Comité de Empresa, de no querer proceder a dicha votación ni presidir la misma". Cuentan que "ante esta negativa y en vista del deseo de las trabajadoras convocantes de dicha asamblea de efectuar la votación, decidieron constituir la Mesa, formada por tres trabajadoras". El grupo mañana presentará la documentación pertinente en el CMAC.

Las trabajadoras aseguran que Autonomía Obrera ha sido quién ha querido, "reventar el proceso", el cual consideran, "totalmente democrático" así como, "impedir el voto a las trabajadoras". Informan que "en el proceso ha tenido que intervenir la Policía Local, custodiando la urna en las tres horas que ha durado la votación para garantizar la seguridad de las trabajadoras y la libertad sindical de las mismas". Consideran que "este apoyo ha sido decisivo para la votación ya que sin él hubiera sido imposible darle voz y participación a estas empleadas".

La decisión final a la que ha llegado el colectivo de trabajadoras de los Módulos de Playa tras las votación es que "está clara la postura ampliamente mayoritaria del colectivo por revocar dicho Comité".

Desde Autonomía Obrera insisten en la ilegalidad del proceso afirmando con rotundidad que "no ha sido una votación que se ajustara a la ley sino que todo el proceso ha sido ilegal y al margen de la Asamblea y del Comité de Empresas además de vulnerar la C.E.".

"Han secuestrado la legalidad más básica. Entendemos que no ha habido revocación ya que estas votaciones han sido ilegales y totalmente dirigidas por sectores que han querido buscar la revocación a cualquier precio sobre todo UGT, la encargada de la empresa y Acciona", sentencia el portavoz de AO.

La revocación del Comité está en el aire con un 'sí' por parte de las trabajadoras y con un 'no' por parte de AO, y si el sindicato cumple con lo previsto y presentan la demanda, la decisión final se decidirá por vía judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios