Infraestructuras

Chequeo al nuevo hospital

  • La transferencia al SAS del hospital de San Carlos, en San Fernando, abre el debate acerca de si la construcción del nuevo hospital es necesaria El SAS insiste en que mantiene el proyecto

Comentarios 8

El flamante nuevo hospital del que se ha hablado en los últimos años de momento se reduce a un cartel publicitario en el solar de la antigua Construcciones Aeronáuticas, es decir, un suelo que ha sido comprado a la Zona Franca como parte de una operación muy compleja, y un proyecto encargado que está guardado en un cajón porque la Junta de Andalucía de momento no puede acometer el proyecto por falta de liquidez.

Esta era una operación a cuatro bandas que se diseñó en un período económico muy distinto del actual, donde las plusvalías generadas por el suelo del actual Puerta del Mar se encargarían de financiar el nuevo hospital. Sin embargo, la situación ha dado un giro radical y el mercado inmobiliario ha sufrido una caída significativa.

Las dudas no se acaban ahí. En los últimos meses ha venido un nuevo elemento a sembrar más incógnitas al nuevo hospital. El acuerdo entre el Ministerio de Defensa y el Servicio Andaluz de Salud para transferir parte de los servicios del Hospital de San Carlos en San Fernando lleva a una pregunta. ¿Puede servir este hospital para suplir las deficiencias del actual Puerta del Mar y, por lo tanto, hacer innecesaria la construcción de otro centro sanitario que podría tener un coste de unos 200 millones de euros?

La pregunta no tiene respuesta porque, entre otras razones, todavía no está definido lo que se va a hacer en San Carlos, y a qué se va a dedicar.

La respuesta para la consejera de Salud, María Jesús Sánchez Rubio, es clara y precisamente así lo dejó claro el día en el que se firmó el convenio con Defensa: "La transferencia del hospital de San Carlos al SAS no va a suponer una renuncia del nuevo complejo de Cádiz".

Va más allá y reitera que el nuevo hospital en la capital gaditana "continúa siendo uno de los objetivos en materia de inversión pública", aunque reconoce que las dificultades presupuestarias actuales "impiden la puesta en marcha de las obras".

Precisamente una de las grandes incógnitas sobre San Carlos es la cartera de servicios que va a tener y si se va a convertir en otro hospital al uso o va a la especialización en determinados servicios que no se cuentan en la zona.

Eso es clave, pero aún así desde el SAS se sigue viendo al de San Carlos y el de Cádiz como dos proyectos independientes.

"En la actualidad el 97,5% de la demanda asistencial se puede recibir en el hospital Puerta del Mar y el cien por cien en toda Andalucía. Sin embargo, ya sabemos lo que va a pasar dentro de cuatro años y para eso no estamos preparados". Quien habla así de una manera rotunda es José Dorronzoro, quien fuera director gerente del hospital Puerta del Mar entre los años 1993 y 2000 y otros tres años más en el Virgen de Valme en Dos Hermanas (Sevilla), así como asesor de la anterior consejera de Salud, María Jesús Montero, con la que se gestó el proyecto del nuevo hospital Puerta del Mar. En la actualidad no está dentro de la gestión sanitaria sino en la de Consumo.

Y cuando se refiere a lo que viene en el futuro, Dorronzoro se refiere a los nuevos arsenales terapéuticos es decir, "los medicamentos ya no lo vamos a tener en botes sino que al paciente se le harán unos análisis genómicos y probióticos" de manera que el tratamiento se fabricará para la persona.

Eso se hace actualmente en el hospital Puerta del Mar con unos recursos limitados pero sí tendría solución en el proyecto del nuevo hospital que contemplaría la implantación de un Centro de Investigación Biomédica. A juicio de Dorronzoro, éste sí que sería el gran salto de calidad que daría el nuevo centro sanitario en los antiguos terrenos de Construcciones Aeronáuticas.

Y no hay que olvidar otro aspecto y es que además del nuevo hospital, en la parcela iría otro edificio para este centro de investigación, y en la misma zona se sitúa un centro de atención primaria y la futura Facultad de Medicina en parte de los antiguos depósitos de tabaco de Altadis. Sería una zona sanitaria que tendría en pocos metros el aprendizaje, la asistencia y la investigación.

Pero Dorronzoro deja muy claro que "los cuellos de botella de las listas de espera no vienen por la estructura de un edificio sino en la escasez de profesionales". En este sentido, cree que si a eso no se le da solución, "allí donde hay un cuello de botella seguirá habiéndolo".

En este sentido señala que los hospitales "contribuyen poco a mejorar el estado de salud de la población, ya que eso lo hace Primaria, por lo que la prioridad inversora debe ser siempre esta".

No obstante, Dorronzoro piensa que el nuevo centro sanitario sí puede contribuir a acabar con el "abigarramiento" que tiene el Puerta del Mar, un centro que a su juicio tiene una muy alta frecuentación por metro cuadrado "y se ve como un lugar no confortable". En este sentido cree que "una ampliación de las instalaciones vendrían a mejorar la calidad y el confort".

Sobre el hospital de San Carlos, Dorronzoro considera que no debe ser una copia del hospital Puerta del Mar o de cualquier otro porque entonces se caería en un error desde su punto de vista sino que debería tener un diseño de atención complementario. Y para ello pone un ejemplo: La unidad de lesionados medulares ya existe en el Puerta del Mar pero con grandes limitaciones. Esta se podría ver potenciada en San Carlos de manera que se pudiera convertir en una referencia andaluza y que los ciudadanos de esta comunidad no tuvieran que pensar en que la única solución se encuentra en Toledo.

En este sentido cree que lo que hay que hacer es cubrir las necesidades y mejorar lo que necesita el Puerta del Mar.

Sin embargo, esto choca con la generación de expectativas que se crea en la población "porque cada uno está construyendo su propio deseo".

De todos modos, afirma que el proyecto para San Carlos puede ser muy bueno o no, depende de lo que se haga allí y avisa que el proceso puede ser muy largo porque todavía quedan muchas cosas por concretar.

Una visión radicalmente distinta se tiene desde los sindicatos Autonomía Obrera y CGT en el hospital Puerta del Mar, que forman una unidad. José Martínez Caño y Eduardo Cossi (AO) y Pedro Ragel (CGT) sí creen que San Carlos debe convertirse en hospital al uso que sirva para desahogar al hospital Puerta del Mar.

Este sindicato se ha mostrado muy crítico con la construcción de un nuevo hospital en Cádiz prácticamente desde el principio y esta tesis la ha reforzado con la entrada en escena en el futuro de San Carlos.

Para estos sindicalistas el primero de los argumentos es que el hospital no se encuentra explotado al cien por cien. Para ello recuerdan que hay cuatro controles que se encuentran cerrados durante todo el año, como el de Endocrinología que lleva en ese estado desde hace al menos dos ejercicios, a los que se unen otros "cierres encubiertos" como el que se ha dado en el área de Maternidad, donde se ha pasado de doce habitaciones con dos personas al mismo número pero individuales".

En este sentido, por falta de personal y porque no están abiertos todos los servicios, el hospital funciona a un 60 o un 70% de su capacidad. A ello se le une una situación mucho más grave, según estas secciones sindicales, "y es que el tiempo de estancia de los pacientes se está reduciendo a límites que van más allá de lo lógico". Esto choca con su idea de que precisamente ahora con la crisis y porque la edad media de la población va creciendo, se necesita una mayor hospitalización. Y por eso cree que puede venir muy bien el hospital de San Carlos "pero para ello lo ideal es que se ponga en funcionamiento todo el edificio".

Autonomía Obrera y CGT están seguros de que el nuevo hospital no va a hacerse y lo atribuyen a que fue "simplemente una operación política en la que se jugaba a ver quién hacía la obra más faraónica" y también porque "la operación era muy compleja y estaba diseñada para hacer un pelotazo urbanístico".

De este modo, desde este sindicato siempre se ha defendido la no construcción del nuevo hospital pero si éste se hace, "que sea con financiación pública" y que el actual Puerta del Mar siga teniendo un uso sanitario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios