la firma invitada

¿Dónde nació Jesús de Nazaret?

Fernando Trujillo Aparicio / Profesor De Enseñanza Secundaria | Actualizado 24.12.2008 - 01:00
Share
SI hiciéramos esta pregunta a cualquier ciudadano anónimo, muy probablemente nos respondería que en Belén, de ahí la tradición católica de poner en nuestros hogares el portal de Belén y de los villancicos que con mucha frecuencia hablan de Belén como pueblo natal de Jesús. Pero, ¿qué nos dice el Nuevo Testamento, sobre todo los evangelios, en lo concerniente al origen de Jesús de Nazaret?

Sólo los evangelios de Mateo y Lucas nos narran el nacimiento de Jesús en una aldea llamada Belén, aldea que se encontraba muy cerca de Jerusalén, a unos 8 kilómetros de distancia. Sin embargo, las narraciones son ciertamente diferentes y en algunos aspectos incluso contradictorias. Según Lucas, los padres de Jesús vivían en Nazaret de Galilea y se trasladaron a Belén para cumplir con el mandato imperial que imponía a cada habitante del imperio censarse en su lugar de origen. Estando en Belén, a María, que estaba encinta, le llegó la hora del parto y dio a luz. Mateo da a entender en su narración que Jesús nació en Belén porque María y José vivían allí; desde luego no dice que antes del parto vivieran en Nazaret y no hace mención a ningún censo. Según Lucas, Jesús nació en un pesebre y, según Mateo, en una casa. En cuanto al anuncio del nacimiento de Jesús, en la narración de Lucas es a María a quien el ángel Gabriel hace el anuncio; sin embargo, en Mateo es a José a quien se le aparece el ángel del Señor para anunciarle el nacimiento de Jesús. Por último, en el texto de Lucas no aparecen ni los sabios de oriente, ni la matanza de los inocentes, ni la huida a Egipto, narraciones que sí aparecen en Mateo.

Aún con estas diferencias, los dos evangelistas dicen explícitamente que Jesús nació en Belén. Entonces, ¿por qué, en el resto de sus evangelios, al referirse a Jesús no le llaman Jesús de Belén y sí, en todas las ocasiones, Jesús de Nazaret? En ningún otro pasaje de estos dos evangelios se hace referencia a Jesús como nativo de Belén; al contrario, siempre se hace referencia a Él como Jesús de Nazaret. Aparentemente, aquí hay otra contradicción.

El evangelio de Marcos, que fue el primero en escribirse hacia el año 65 de nuestra era, y el de Juan, que fue el último en escribirse hacia el año 95 d.C., no dicen directamente nada del nacimiento de Jesús. Sin embargo, dan a entender que nació en Nazaret de Galilea.

Marcos supone que Jesús era natural de Nazaret. Al respecto, creo que es muy significativa la afirmación hecha por el mismo Jesús ante el desconcierto y escándalo que provocan sus palabras y hechos en Nazaret: "Jesús les dijo: un profeta sólo en su patria, entre sus parientes y en su casa es despreciado" (Mc 6,4). Patria significa "lugar de nacimiento", "tierra natal". Esta misma palabra es utilizada por Marcos, refiriéndose a Jesús que va a Nazaret, al comienzo del capítulo 6, cuando dice: "salió de allí y vino a su patria, y sus discípulos le siguen" (Mc 6,1).

Todos los personajes del evangelio de Marcos conocen a Jesús como Jesús de Nazaret. No hay ni un solo dato en este evangelio que haga pensar que Jesús nació en Belén y sí muchos que indican que nació en Nazaret.

Juan tampoco dice explícitamente nada sobre el nacimiento de Jesús pero parece afirmar implícitamente que nació en Nazaret. Así, en la discusión sobre si Jesús era el Mesías contenida en Jn 7, 41-52, hay judíos que niegan que Jesús sea el Mesías por su origen Nazareno y dicen: "¿Acaso va a venir el Mesías de Galilea? ¿No afirma la Escritura que el Mesías tiene que ser de la familia de David y de su mismo pueblo de Belén?" Y más adelante se dice: "Investiga las Escrituras y llegarás a la conclusión de que los profetas jamás han surgido de Galilea". Parece que todos conocen el origen nazareno de Jesús y nadie sale a defender que Jesús sea originario de Belén. También en el Evangelio de Juan, como en el de Marcos, Mateo y Lucas, y en los Hechos de los Apóstoles de Lucas y en las Cartas de San Pablo y en el resto de los escritos del Nuevo Testamento nunca se habla de Jesús como Jesús de Belén sino siempre como Jesús de Nazaret. Es importante recordar que a los judíos se les nombra en la Biblia por el lugar de nacimiento o por el nombre del padre. Sólo hay dos menciones en el Nuevo Testamento (Mt 2 y Lc 2) que vinculen a Jesús con Belén y en contraposición hay veinte alusiones en el Nuevo Testamento que vinculan a Jesús con Nazaret al referirse a Él como "Jesús de Nazaret".

El propio papa Benedicto XVI ambientó el año pasado el tradicional nacimiento, que se ubica todas las navidades en la plaza de San Pedro, en Nazaret y no en Belén.

Después de este análisis, la pregunta sigue en pie: ¿Dónde nació Jesús de Nazaret? La respuesta más probable es que en Nazaret de Galilea, aunque no sería descartable completamente la posibilidad menos factible de su nacimiento en Belén. Y si nació en Nazaret, ¿por qué Mateo y Lucas dicen explícitamente que nació en Belén? Quizás la respuesta más razonable a esta pregunta es que los evangelistas, como el resto de los escritores sagrados, no pretendían trasmitir una verdad histórica sino una verdad de fe, una verdad religiosa, y esta verdad religiosa era y es que Jesús es el Mesías. Para los piadosos judíos de aquel tiempo era impensable que el Mesías hubiese nacido en Galilea. El Mesías, según el profeta Miqueas, debía nacer en Belén de Judá, tierra natal del rey David. Quizás sea esta la razón por la que San Mateo y San Lucas mencionaron en sus evangelios el nacimiento en Belén de Jesús de Nazaret. Marcos, cuyo evangelio estaba destinado a los cristianos de la capital del imperio (Roma) convertidos del paganismo, y Juan, en el que hay una reelaboración teológica muy fuerte (tanto es así que Jesús es considerado Dios y esto es la mayor prueba de su mesianismo), no consideraron necesario, para manifestar el mesianismo de Jesús, relatar el origen belenita del mismo y mantuvieron su origen nazareno.

De cualquier forma, lo importante no es dónde nació Jesús de Nazaret, lo importante es que nació. En estas fechas nos toca recordar y celebrar este excepcional acontecimiento.

Feliz Navidad.