Un libro analiza la oposición del general Varela al ascenso de Falange

El catedrático Federico Martínez Roda publica 'Varela. El general antifascista de Franco', una investigación sobre su intento de disolver aquella fuerza política y su postura contraria a alinearse con los nazis

J. A. L. / Cádiz | Actualizado 27.02.2012 - 05:00
zoom


El general Varela, en el centro, en 1947 por la plaza de San Antonio.

zoom


Portada del libro escrito por Federico Martínez.

Share
"Falta Varela", le dijeron al catedrático de Historia Federico Martínez Roda cuando sus investigaciones y estudios le condujeron hacia el terreno de la historia militar española después de una larga trayectoria profesional dedicada a los temas valencianos, a la perspectiva política y social de la globalización y al pensamiento político. Martínez Roda, actualmente profesor en la Universidad Cardenal Herrera-CEU de Valencia, acudió al ya digitalizado archivo del general isleño y empleó más de tres años en confeccionar una biografía que, sin desdeñar otros aspectos, busca detenerse en el empeño de Varela por frenar el ascenso político de Falange en los gobiernos de Franco que siguieron al final de la Guerra Civil y a su oposición a que España se aliara con la Alemania nazi en el conflicto bélico mundial. Su título: Varela. El general antifascista de Franco.

Lo primero, quizás, que llama la atención del libro es el subtítulo, que el profesor Martínez Roda aclara desde su génesis: "Yo había titulado el libro El general Varela: bilaureado, ministro, alto comisariado, pero cuando Stanley G. Payne, autor del prólogo, leyó la investigación, me propuso el subtítulo. Y así fue. No trato el término antifascista como una descalificación, sino que me refiero al fascismo como afiliación política, desde su concepción histórica".

"Varela -afirma el investigador valenciano- fue leal a Franco hasta la extenuación. Fueron compañeros en África, jugó un papel primordial en el Alcázar de Toledo, en el frente de Madrid o en Teruel y, con estos precedentes, tenía la 'ventaja' como ministro del Ejército de poder decirle a Franco lo que quería, y por eso le pidió que disolviera Falange y se opuso a que España entrara en la guerra junto a Alemania. Los falangistas querían actuar junto a los nazis, porque estaban convencidos de que Alemania ganaría la guerra y España quedaría así muy bien posicionada internacionalmente tras el conflicto, pero Varela intuía que los nazis no saldrían victoriosos".

Cuando Franco, de hecho, viajó a Hendaya para entrevistarse con Hitler, ya disponía de múltiples informes del Ministerio del Ejército, firmados por Varela y por Martínez de Campos, general del Estado Mayor, que se oponían a la entrada de España en la guerra: "Todos los informes eran negativos", explica Federico Martínez.

Esta oposición a la deriva de aquel primer franquismo le valió a Varela ser víctima de un atentado en la basílica de Begoña de Bilbao en 1942, donde la granada que pretendía acabar con su vida no le alcanzó pese a causar dos muertos y más de 70 heridos. El general gaditano, entonces, no pudo soportar que sólo se encausaran a ocho falangistas por la acción, que no se investigara la raíz del atentado y que se pasara página sin más. Sus consecuencias las explica Martínez Roda: "Varela dimitió como ministro del Ejército, no fue destituido, hubo una lucha de poder, se situó frente a Serrano Súñer o los falangistas como Girón, y entonces empezó a vivir una etapa de ostracismo. Su lugar lo ocupó Carrero Blanco, un militar más cómodo para Franco porque no podía decirle lo que quería como lo hacía Varela, y el general fue destinado a Marruecos, donde jugó un papel muy importante, aunque Franco siguió reclamando sus servicios cuando, por ejemplo, trató de establecer relaciones con Estados Unidos".

El libro del catedrático valenciano, que también guarda capítulos y epígrafes de menor relevancia para otros aspectos de la biografía del general o para su activo posicionamiento tras la explosión de Cádiz, no habría sido posible sin la consulta del Archivo de Varela, digitalizado al completo desde hace unos años y a disposición de los investigadores en el Archivo Histórico Municipal, y a la colaboración en este punto del historiador Jesús Núñez, quizás la persona que mejor conoce el rico legado de documentos que guardaba el general gaditano.
8 comentarios
  • 8 Anciano 28.02.2012, 14:09

    Como cambia la historia del 36. Tengo 9o años y recuerdo que Varela fue abogado de muchos gaditanos calificados como rojos, entre ellos, un tío mío. El fue el ángel padrino de muchos en aquellos inicios.

  • 7 curiosidades 28.02.2012, 09:16

    Generales había de todos los colores. Yagüe era falangista, Varela carlista. La falange murió con José Antonio y Franco con su decreto de unificación creo la Falange espanyola, ntradicionalista y de las JONS. Bajo su mando todo y el equipo de generales o organizar la vida Sanjurjo, el que iba a la cabeza, Mola el director, Queipo de Llano, Cabanellas, etc republicanos; y el golpe de estado:"contra el gobierno" y no contra la República. Lo no comunista, y hasta ahora, todo es fascista!

  • 6 Kike Harris 28.02.2012, 02:28

    Antifascista. Qué rápido catalogan algunos. Fue precisamente Varela el responsable de todos los asesinatos llevados a cabo durante la represión (que no el campo de batalla) de la guerra civil en Cádiz y quien aseguraba que la represión debía ser durísima. Hablamos de cerca de 1. 000 víctimas en los 6 primeros meses de conflicto.

Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario
PUBLICIDAD