Una joven muere de una puñalada en Chiclana en el atraco a un comercio

  • La víctima, de 25 años sufrió una única herida que le afectó a órganos vitales · Testigos afirman que hubo un solo atacante

Comentarios 15

Una joven de 25 años de edad, dependienta de una tienda de colchones en Chiclana (Cádiz), murió en la noche de ayer tras recibir una puñalada en un atraco al establecimiento. Cuando se disponía a cerrar, hacia las nueve de la noche, un individuo entró en el local y le asestó una cuchillada mortal cuando intentaba salir para pedir auxilio. Al parecer, el atracador actuó en solitario y llevaba el rostro semioculto, según algunos testigos que lo vieron huir.

Los servicios sanitarios de emergencia (DCCU) recibieron la notificación pocos minutos después, pero cuando llegaron al lugar de los hechos no pudieron hacer nada por salvar la vida de la víctima. La joven había fallecido poco antes como consecuencia de la mortal puñalada, "que afectó a órganos vitales a tenor de que la herida apenas presentaba rastros de sangre", según manifestaron los sanitarios.

La joven, que tras el ataque llegó a recorrer unos metros desde la mesa en la que se encontraba hasta la puerta del comercio, fue atendida allí por un joven que pasaba por el lugar y que precisamente es sanitario. Según manifestó a este periódico, "lo único que pude hacer fue pedir un trapo para intentar tapar la herida, pero nada más, ya que murió casi al instante".

La chica era conocida en la localidad por su relación familiar con uno de los máximos responsables de Protección Civil en la localidad gaditana, lo que motivó una nutrida presencia de efectivos de este cuerpo en el lugar del suceso. Hasta allí se trasladaron también varias unidades de la Guardia Civil y de la Policía Judicial, que llevó a cabo una minuciosa inspección tanto de la zona en la que se halló el cadáver como sus alrededores. Sin embargo, a última hora de la noche de ayer el arma con el que se produjo el ataque no había aparecido.

La médico forense llegó apenas media hora después de producirse el fallecimiento, coincidiendo con la entrada del furgón funerario en la calle, que permaneció acotada en un tramo de unos cien metros para evitar el paso de curiosos.

El cadáver de la joven fue trasladado anoche hasta Cádiz para practicarle la autopsia. Sus padres, que residen en Conil, fueron conducidos hasta la sede de Protección Civil, donde fueron atendidos por personal especializado tras recibir la fatal noticia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios