La Junta cree que la crisis no debe debilitar los controles medioambientales

  • La Junta de Andalucía va a realizar en esta legislatura una apuesta por la iniciativa privada en sus políticas forestales

Las propuestas para afrontar la crisis, como la aceleración de las declaraciones de impacto ambiental o los previsibles recortes presupuestarios, no deben mermar los controles medioambientales, según opina la nueva directora general de Gestión del Medio Natural de la Junta de Andalucía, Marina Martín.

Martín ha señalado, en una entrevista con Efe, que las presiones que pudieran derivarse de las actuales dificultades económicas no deben suponer una rebaja de las exigencias medioambientales que, ha recordado, "están fijadas por ley".

"La legislación marca nuestros parámetros de conservación e, independientemente de la crisis económica, es clara y hay que cumplirla; aunque quisiéramos hacerlo, la legislación no nos permite rebajar los niveles de protección ambiental", ha enfatizado.

Con todo, Martín ha señalado que una de las directrices de su departamento para la nueva legislatura es que la conservación del patrimonio natural andaluz "tiene que ser compatible con el desarrollo económico" del mundo rural.

"En estos tiempos de mayor concienciación social y valoración de nuestro patrimonio natural resulta inconcebible que la conservación medioambiental no genere recursos económicos", ha apostillado.

Martín, delegada provincial de la Consejería de Medio Ambiente en Granada en el tramo final de la anterior legislatura, sostiene que el crecimiento económico y la sostenibilidad "tienen que ir unidos" necesariamente.

Señala el caso de la gestión forestal "que al mismo tiempo que conserva el patrimonio natural crea riqueza" y anuncia que la Junta de Andalucía va a realizar en esta legislatura "una apuesta muy importante por la iniciativa privada" en sus políticas forestales, dado que la mayoría de las masas arboladas andaluzas son de propiedad privada.

Ha recordado, en este sentido, que el Gobierno andaluz ya ha aprobado compromisos financieros en este ámbito que superan los 86 millones de euros, buena parte de los cuales pueden ser incentivos para propietarios y empresas privadas.

En su opinión, la alianza entre sostenibilidad y desarrollo pasa también por una "simplificación administrativa" de las normativas medioambientales que se plasmará en esta legislatura en una nueva ley de gestión del medio natural que debería de "ayudar a acercar más" la naturaleza al ciudadano.

También ha destacado que, junto al aprovechamiento turístico vinculado a los espacios protegidos, el cambio climático y las energías renovables suponen un nicho de oportunidades económicas y de desafíos tecnológicos para el mundo rural andaluz, además de aliados de la preservación del patrimonio natural.

En esta conjunción entre conservación y desarrollo Martín destaca también el protagonismo que, en su opinión, debe tener el sector de la caza porque considera que los cazadores "son nuestros aliados en la conservación de nuestro patrimonio medioambiental".

Respecto a la contención presupuestaria de los próximos ejercicios, la responsable de la gestión del Medio Natural andaluz matiza que tanto las partidas para actuaciones forestales como las que soportan los programas de conservación de especies amenazadas no sufrirán recortes significativos porque están financiadas en buena medida por fondos comunitarios.

"Vamos a tener unos presupuestos austeros, pero los programas forestales y los de conservación de especies están garantizados porque la mayoría tienen fondos comunitarios", ha añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios