Seguridad en el trabajo

La prevención laboral pone el foco en las enfermedades profesionales

  • Junta, sindicatos y patronal presentan su propuesta compartida para reducir la siniestralidad

Comentarios 1

La bronquitis es una de las variadas dolencias incluidas en el cuadro de enfermedades profesionales por la Seguridad Social; es decir, el trabajador la ha contraído como consecuencia de la labor que desempeña en su empleo. Por ese motivo, son las mutuas las que deben atender esos males y no el sistema sanitario público. En Andalucía, según explicó ayer la secretaria general de CCOO-A, Nuria López, el tratamiento de las enfermedades profesionales le cuesta anualmente al SAS 500 millones de euros.

La dirigente sindical cifró en un 95% la cantidad de dolencias profesionales que no se declaran en la región y por eso serán una de las prioridades de la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo, aprobada por la Junta y pactada con los sindicatos UGT y CCOO y la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA). Los líderes de las tres entidades estuvieron ayer en el Palacio de San Telmo para la puesta de largo de esta iniciativa, que tendrá vigencia hasta 2022 y un presupuesto global de 59 millones de euros.

La secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, también abundó en el problema de la "infradeclaración" de las enfermedades profesionales y recordó los datos de 2016, cuando en Andalucía se comunicaron 848 casos de enfermedad profesional. Son muchos menos que los 3.180 de Cataluña y los 1.669 de la Comunidad de Madrid, dos regiones con un volumen similar de trabajadores. Más llamativos resultan los números del territorio andaluz si se comparan con el País Vasco, una comunidad con un numero de trabajadores muy inferior al de Andalucía y donde se registraron 2.818 casos de dolencias profesionales en 2016.

"Los riesgos psicosociales son difícilmente evaluables", reconoció Castilla, quien llamó la atención sobre enfermedades como el íctus o los infartos, que son responsables de un gran número de las muertes que se producen en el tajo. Su homóloga en CCOO aludió a la necesidad de estudiar la situación del "cáncer de origen laboral", una de las prioridades de esta estrategia.

López coincidió con el jefe de la CEA, Javier González de Lara, en la importancia de reforzar la labor de concienciación de las empresas para superar "la prevención en papel". "Tener los papeles en regla no es preocuparse por la seguridad y la salud laboral", aseguró la líder sindicalista, mientras que el dirigente de la patronal puso el foco en las pequeñas y medianas empresas (pymes), que son mayoría en el sistema productivo andaluz.

Para lograr todos estos objetivos, la iniciativa de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio se desarrollará en tres planes bianuales, el primero de los cuales se aprobará en las próximas semanas. Su misión en cambiar la tendencia y hacer negativo el porcentaje de crecimiento de la siniestralidad que se registra desde 2013.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios