El universo sobre Cádiz

  • Amaral se mete en el bolsillo a decenas de miles de personas con una actuación sólida y en la que la cantante del grupo se mostró en varias ocasiones asombrada por la cantidad de público asistente

-Alcaldía, ¿Dígame?

-Hola, buenos días. Le llamo del despacho de Los Albertos, ¿Los conoce?

-¿Los Albertos?, ¿Los de las Koplowitz, no?

-Bueno, sí. Mire. Es que le llamaba para hacer una consulta. Los señores Alcocer y Cortina tienen previsto asistir el domingo a la corrida de José Tomás en El Puerto. Hemos visto en una fotografía aérea que al lado de la plaza de toros hay un campo de fútbol. Quisiéramos preguntarle si sería factible que en él aterrizara un helicóptero donde viajarían los señores Alcocer y Cortina para asistir a la corrida.

-¿Y por qué no aterrizan en el aeropuerto de Jerez?

-Es que a los señores les gustaría bajarse del helicóptero lo más cerca posible de la plaza e ir andando.

-Pues, espere que tengo que consultarlo.

Minutos después se retoma la conversación.

-Mire, me dicen que es imposible que el helicóptero pueda aterrizar en esa zona. Hay casas cerca y parte de las pistas deportivas que Vd. dice se utilizan como aparcamiento. Lo siento mucho.

-Pues nada, ya buscaremos otra alternativa. Muchas gracias.

Esta conversación es verídica aunque las citas no son textuales pero sí muy similares (fuentes municipales así lo confirmaron a este periódico). Tuvo lugar a principios de esta semana en el Ayuntamiento y es fiel reflejo de la expectación que ha generado el mano a mano que esta tarde protagonizarán en la Real Plaza portuense los diestros José Tomás y Morante de la Puebla.

La corrida de hoy hará que El Puerto sea el epicentro del mundo taurino durante un día. Las localidades se agotaron hace semanas pero los reventas hicieron buen acopio y no es difícil verlos desde hace días por los alrededores de la Plaza. También en la mañana de ayer había agentes de la Policía Nacional de paisano tratando de evitar esta práctica. De hecho, este medio vio como se identificó a uno de ellos y se les intervino las entradas.

La corrida de esta tarde se ha convertido en el acontecimiento social más importante de la provincia de todo el verano, tanto que las entradas se cotizan bien alto aunque en función de con quien se hable los precios oscilan. En Internet, los precios están disparados llegándose a pedir 1.000 euros por un sitio en la Real Plaza. A pie de plaza, en cambio, se pueden conseguir por 300 o 400 euros (al menos en la mañana de ayer).

Y la expectación es máxima. Dos jóvenes franceses tomaban una cerveza ayer en un bar y comentaban que habían venido a ver la corrida de El Juli de ayer y el mano a mano de José Tomás de hoy. Eso sí, querían ahora acercarse a algún reventa para obtener la preciada entrada. Llevan semanas recorriendo España y se enteraron de la corrida y no dudaron en bajar hasta estas latitudes para presenciar el espectáculo. En Francia, también, gusta una buena corrida.

No obstante, en la mañana de ayer había algunas tertulias en las que se criticaban el sistema seguido para vender las entradas. El duelo se incluyó en un bono de nueva creación, el Real, que permitía poder ver también el festejo de la pasada tarde. "Sacar la corrida del abono general lo único que ha hecho es cargarse el mes de julio", sostiene un aficionado mientras conversaba con un grupo de amigos.

"A la Plaza va a venir mucha gente pero poco aficionado". Esto lo dice un aficionado en la barra de uno de los bares próximos al recinto taurino. Los hosteleros de la zona saben que es un fin de semana que no pueden desaprovechar y han hecho acopio para estos días. "El fin de semana se está presentando bastante bien", cuenta el propietario de uno de los bares. No le falta razón, el duelo entre José Tomás y Morante será el fin de fiesta a tres días de grandes espectáculos taurinos en el coliseo portuense. La Plaza se llenó el pasado viernes por la noche en la corrida de rejones con Fermín Bohórquez, Andy Cartagena y Diego Ventura. En la tarde de ayer toreaba El Juli y Manzanares. Y hoy es el gran día, el cara a cara que algunos califican "del siglo".

Para hoy, el Ayuntamiento ha previsto reforzar el dispositivo que monta habitualmente en los alrededores de la Plaza en las jornadas que hay toros. Así, se cortará al tráfico los alrededores del coso taurino para que no haya riesgos ante la gran afluencia de personas y se destinarán más agentes para regular el tráfico en los alrededores. No obstante, se considera inevitable desde el Ayuntamiento que se monten importante colas tanto en los momentos previos a la corrida como al final. De hecho, en la noche del viernes hubo grandes problemas de tráfico en la zona puesto que se dio la circunstancia que a la gran afluencia que hubo en la corrida de rejones se le sumó que a escasos metros se celebraba una nueva representación del Festival de Comedias. Esto, unido a los habituales problemas de tráfico que hay en las noches de los fines de semana en el centro de la ciudad por la masiva afluencia de personas a los establecimientos hosteleros de la Ribera, provocó que fuera un suplicio circular con un vehículo por buena parte de la ciudad durante esa noche.

Sin embargo, haya colas o no, lo cierto es que todos, incluidos Los Albertos, esperan ya el gran duelo del año en el coso portuense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios