Gran acogida de la Misa de la Alegría

  • El grupo Siempre Así, junto a artistas de todo el mundo, llenaron la Iglesia Mayor Prioral de El Puerto

Más de 2.000 fieles procedentes de todos los puntos de la provincia se dieron cita el pasado viernes en la Iglesia Mayor Prioral de El Puerto para asistir a La Misa de la Alegría, que protagonizaba el grupo sevillano Siempre Así, acompañado, de músicos y cantantes españoles, africanos y latinoamericanos, así como el coro infantil de la Hermandad de Triana.

Durante la misa, que estuvo presidida por el párroco de la iglesia, Diego Valle, el grupo sevillano interpretó las 15 canciones que recogen en su trabajo discográfico que grabaron en 2006 y lleva por título La Misa de la Alegría. En estos temas, Siempre Así ha reflejado su cara más profunda, donde la mayoría de las canciones recoge los sentimientos de la fe cristiana, el amor y la paz. Después de un millón de discos vendidos y más de mil conciertos a lo largo de su carrera, los componentes del grupo sentían la necesidad de ir más allá en sus canciones.

El objetivo principal de esta iniciativa, además de que el público disfrutara de una forma diferente de asistir a la eucaristía, ha sido juntar bajo el mismo techo diferentes etnias, culturas y religiones para demostrar que , en definitiva, no somos tan diferentes unos de los otros. Como afirmó uno de los componentes del grupo en la presentación del evento: "Hemos querido unir las diferentes partes del mundo con el objetivo de demostrar que a todos nos preocupan y nos emocionan las mismas cosas. Esto hace que no seamos tan diferentes".

A lo largo de la hora y media que duró la misa, el público pudo disfrutar de una combinación perfecta de música y eucaristía, donde resonaron los timbales africanos, los ritmos cubanos y los acordes de guitarra al más puro estilo flamenco, acompañado de las voces de Siempre Así y de otros cantantes invitados como Alejandro Vega o Yanela Brooks.

Dado el gran número de público, el Ayuntamiento instaló dentro del templo más de 1.200 sillas y diferentes pantallas gigantes tanto dentro de las instalaciones, como en el exterior, para que ninguno de los asistentes se perdiera el evento, pues, tal y como se preveía, muchas personas no pudieron entrar en el templo y tuvieron que contemplar la misa en el exterior de la iglesia.

El éxito que ha tenido esta iniciativa es evidente, pues desde las ocho de la tarde, momento en el que se abrió las puertas de la iglesia al público, ya apenas había asientos libres. Además, se podía escuchar entre los asistentes que jamás habían visto la Iglesia Mayor Priora con tantísima cantidad de gente, ni siquiera durante la Semana Santa o el día de la Virgen de Los Milagros (patrona de la ciudad).

Durante el transcurso de la misa se podía sentir cómo el público se emocionaba con algunas de las actuaciones de los artistas, pues nunca se había celebrado en El Puerto una misa que uniera tantas culturas del mundo.

El punto álgido del concierto fue al finalizar la eucaristía cuando el grupo arrancó a cantar una de las canciones que no podía faltar en un evento religioso como éste, la Salve María, acompañado por todos los artistas presentes.

Otro de los momentos más entrañables del acto fue, cuando uno de los miembros del grupo, Rafael Almarcha, se abrazó con el párroco de la iglesia, en un acto de amistad y complicidad por parte de los ambos.

Al finalizar la eucaristía, el mismo párroco Diego Valle, tuvo unas palabras de agradecimiento para el grupo sevillano, así como para todos los músicos y cantantes que habían intervenido y pidió al público un fuerte aplauso para todos los que habían hecho posible esta iniciativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios