El Ventilador con Jaime Cantizano

'Descubro espectáculos más hirientes en tertulias políticas'

  • “Mis mejores amigos no tienen nada que ver con el mundo de la televisión y seguro que tengo enemigos porque es imposible caer bien a todo el mundo”

Comentarios 3

Jaime Cantizano es un presentador  todo terreno. Asegura que hoy día es casi un milagro televisivo mantener mucho tiempo un formato en parrilla. Este jerezano de pro es un apasionado del diseño, la arquitectura, los viajes e Internet. Afirma que su madre se tomó mal el que se fuera a vivir tan lejos para hacer televisión de ámbito nacional. Ahora se alegra de haberse arriesgado y se siente un afortunado por hacer lo que más le gusta en la vida, comunicar a las audiencias.

–Y por fin llegaron las ansiadas vacaciones ... ¿Piensa estar mucho tiempo en Jerez?

–Pues he calculado aproximadamente una semana. Aprovecho para ver a la familia, que me dicen que la tengo muy olvidada, y también para ver a los amigos. Necesitaba una semana en mi tierra.

–¿Cómo fueron sus inicios en el mundo del periodismo?

–Creo que como muchas personas, estudiando de lunes a viernes y los fines de semana trabajando. Me presenté a una prueba en la Cadena Ser y el director me ofreció colaborar los sábados y domingos.

–Después de cinco años siendo líder con su programa, ¿madruga los sábados para ver las audiencias?

 –Te tengo que reconocer que los sábados duermo muy poco. Sobre las diez de la mañana recibes en el móvil el dato de la audiencia. Ese es el peor momento de la mañana. Imagínate que todas las semanas te tuvieras que examinar y que de esa nota dependiera el trabajo de unas ciento cincuenta personas.

-La mayoría de los presentadores dicen no preocuparse por el dichoso share. ...

-No son sinceros porque nuestro trabajo depende de la gente que me ve. Si las personas no me siguen yo desaparezco. Todos los presentadores dependemos de eso.

-Su programa de los viernes 'Donde estás corazón’ (DEC) es todo un éxito, ¿piensa que este tipo de prensa se puede tratar de diferentes formas?

-Siempre hay un debate sobre la prensa rosa. Hay mucho cinismo e hipocresía. Yo descubro espectáculos muchos más hirientes para la sociedad en tertulias políticas o determinados programas de televisión donde se aborda la actualidad.                                                                  

-¿Qué le diría a la gente que critica programas del corazón como el suyo?

-Que es un programa que se hace el viernes por la noche donde se tocan  temas livianos. Está hecho para entretener y relajar. Un conocido médico de Madrid ve el programa porque es su manera de desconectar. Nadie se va a la cama pensando lo que le ocurre a Belén Esteban o Victoria Beckham. La gente tiene otras preocupaciones más importantes como llegar a final de mes, terminar unos estudios o conseguir un buen trabajo.

-Hace poco se cambiaron los papeles y fue parte de la actualidad rosa. ¿Cómo se sintió?

-Dije claramente que no iba a hablar de ese asunto y me sigo manteniendo en la misma postura. No busco ningún tipo de protagonismo. Siempre me he querido situar en la parte del profesional.

-Lleva trabajando mucho tiempo en televisión. ¿Ha hecho muchos amigos en la tele?

-Bueno, mis mejores amigos no tienen nada que ver con la televisión, se dedican al mundo de la empresa. La televisión es un medio muy cruel, duro y áspero.

-¿Y algún enemigo?

-Enemigos, seguro. Es imposible caer bien a todo el mundo.

-Imagino que no ha perdido la relación con Ana Rosa Quintana, dueña de Cuarzo que produce 'DEC' y compañera suya en 'Sabor a ti', ¿qué recuerdos tiene de esa época?

-No solo no he perdido la relación con ella sino que además ha quedado patente que es muy buena amiga por cosas que han pasado en los últimos meses. Le agradezco públicamente su actuación porque me ha demostrado muchas cosas. De ella aprendí a llegar de manera natural al público.

-¿Le gustaría tocar otro género en televisión?

-La fórmula del magazine es el mejor género donde me muevo.

-Entregó en 'Pasapalabra' el premio en metálico más alto de la historia de la televisión. ¿Cómo vivió ese momento?

-El momento más feliz de toda mi carrera como profesional, más increíble y emocionante.

-En uno de sus programas algunos personajes se enfrentaban al polígrafo. ¿Cree que a pesar de que a veces la verdad duela más que una  mentira siempre hay que decirla?

-Es recomendable decir siempre la verdad, pero entiendo las mentiras piadosas y las 'mentirijillas'.

-¿Cuál cree que es la fórmula para que un programa funcione bien en  la televisión actual?

-Yo procuro ser una persona natural, ser trasparente y nunca simular algo que no soy. Por mucho que digan los críticas, el público acaba captando gran parte de lo que eres.

 -Una de las entregas de '3 Deseos' fue grabada en Barbate. ¿Le apasionan el Sur y las costas  andaluzas?

-Por supuesto, siempre visito Tarifa y Los Caños. Ese programa me dio mucho porque tenía contacto directo con la gente. Independientemente de la audiencia, muchas veces necesitas hacer otras cosas. La gente de Barbate me trató a 'cuerpo de rey', me cuidaron muchísimo.

-¿Le gustaría volver a la radio  si le hicieran una buena oferta o le ha cogido gustito a la tele?

-Volvería a la radio, es el ciclo natural de los presentadores.

-¿Cómo lleva que la gente le reconozca por la calle?

-La popularidad es parte de mi trabajo. Tienes que atender a la gente, estás ahí por ellos. Sufro más por  los que me acompañan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios