La sierra de Almería: el último refugio de Boabdil

EL parque natural de Sierra Nevada, además de montañas y estaciones de esquí, encierra un entramado de parajes naturales y pueblos por los que no pasa el tiempo. El río Andarax vertebra toda esta zona y forma caminos muy apropiados para la práctica del senderismo. Hay dos rutas principales en la Alpujarra almeriense. La primera va desde la Sierra de Gádor al río Nacimiento y cubre la parte más oriental. La segunda, transcurre desde el río Andarax hasta Sierra Nevada por el parque natural. La vegetación y los montes ocultan curiosidades como Bayarcal, el pueblo más alto de la provincia de Almería, que fue muy conocido por su producción de seda, o el de Ohanes, primer municipio ecológico de Europa gracias a sus medidas de ahorro energético, respeto medioambiental y conservación.

Cada uno de los 24 pueblos que forman la Alpujarra tiene un tesoro histórico escondido como el palacio de Fuente Victoria, que fue refugio de Boabdil cuando perdió su reino. También hay lugar para la salud. La Alpujarra almeriense guarda en su interior aguas termales como las del balneario de San Nicolás, en Alhama de Almería, o las de Paterna del Río.

A la hora de comer, la variedad gastronómica va desde el arrocillo sin arroz de Ohanes o las famosas uvas de mesa de la zona, pasando por la fritada alpujarreña o las tabirnas colorás de Bayarcal. Cualquier plato tiene el sabor alpujarreño de esta zona de Almería. En cuanto a la repostería, son famosas las hojuelas de Alcolea y los soplillos y merengues de toda la Alpujarra.

Para llegar hasta esta zona de Sierra Nevada desde Almería o Granada puede hacerse por la A-348 que atraviesa la comarca de este a oeste. Si se accede desde el norte cruzando Sierra Nevada hay que tomar la dirección del Puerto de la Ragua, aunque también se puede por la A-92. En el caso de que se llegue desde la zona occidental se utiliza la autovía que pasa por El Ejido y Roquetas de Mar.

A vista de pájaro en aBRUCENA

Abrucena es el municipio de la Alpujarra con más picos elevados, siendo los más importantes el cerro del Rayo (2.405 metros), La Porlada (2.252 metros) y El Buitre (2.465 metros). Su sierra está catalogada como Zona de Especial Protección para las Aves de la UE, Reserva Nacional de Caza y Reserva de la Biosfera.

Además de ser punto de paso del sendero Sulayr, que recorre Sierra Nevada, Abrucena dispone de dos senderos, el del Encinar y el del Castillejo, que parte del casco urbano y llega hasta las ruinas del castillo árabe. En la sierra hay numeroso cortijos y casa rurales en los que encontrar alojamiento.

laujar, puerta de sierra nevada

Si continuamos por la Alpujarra adentrándonos hasta el parque natural de Sierra Nevada, llegamos hasta Laujar de Andarax. Situado a 918 metros, alcanzó su máximo esplendor en la época morisca, siendo la última residencia de Boabdil.

Su situación en el parque de Sierra Nevada lo convierte en un punto de partida importante para cualquiera de las rutas que recorren la Alpujarra almeriense. Por esta razón aquí está el centro de visitantes del parque natural. Las rutas más importantes son la de Monterrey, de dificultad media baja, la de los Cerecillos-El Encinar, la de la Hidroeléctrica, con dificultad media, y la del Aguadero, también de dificultad media pero con una distancia de 15 kilómetros. Para los que quieran sólo conocer los alrededores de Laujar de Andarax hay un recorrido circular de 14 kilómetros con dificultad media que parte des de el centro del pueblo.

Laujar de Andarax comparte, además, con Granada el puerto de la Ragua, donde se practica esquí de fondo. Es uno de los municipios mayores de la Alpujarra almeriense y tiene numerosos hoteles, casas rurales y restaurantes donde buscar alojamiento y probar toda su gastronomía .

Además de restos moriscos y romanos en cualquiera de estos pueblos, hay algunos municipios con restos fenicios o tartesos como Albodoluy, o Berja, que conserva vestigios de cerámica neolítica. Pero la principal característica de Berja es la abundancia de agua recogida en su Ruta de las Fuentes. Más de treinta fuentes, tanto de riego como de uso doméstico que sirven de excusa para recorrer el pueblo. Visitar Berja durante este mes puede ser una buena excusa para participar el 16 de agosto en la fiesta de moros y cristianos en el pantano de Beninar.

fondón EN FIESTAS

Muchos municipios alpujarreños están compuestos por varias aldeas diseminadas por el complicado terreno. Este es el caso de Fondón, formado por tres pueblos: Fondón, Fuente Victoria y Benecid. El Cortijo de las Paces, la Iglesia Parroquial de San Andrés, la de Santa María la Mayor o la ermita de Nuestra Señora de las Angustias son sólo algunos de sus monumentos. Situado en el valle entre la sierra de Gádor y la cordillera de Sierra Nevada tiene lugares de gran valor paisajístico como el Mirador del Púlpito o el de la Cueva de Campos, el Cerro de la Quebrá y el entorno de la zona recreativa de Mahón-La Parra.

El mes de agosto está lleno de fiestas en Fondón y desde el día 22 al 24 volverán las fiestas con la Virgen de las Angustias y el Santísimo Cristo de la Luz. La semana pasada disfrutaron en Benecid de la dedicada a la Virgen de la Piedad y al Cristo de la Misericordia. Hoy, 15 de agosto, es la fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles en Fuente Victoria.

Otro de los pueblos formados por varias aldeas es Alcolea, en el que además de los monumentos como la iglesia parroquial de San Sebastián o la del Santo Ángel Custodio en Darrícal, ofrece diferentes posibilidades para realizar escapadas a la naturaleza. El Peñón de Baños es un buen punto para observar la Alpujarra almeriense, Sierra Nevada y la Sierra de Gádor. Otra ruta es el descenso del río Alcolea hasta llegar a Baños de Guarros.

Entre las provincias de Almería y Granada está el área recreativa de Las Hortichuelas. Otra de las aldeas que lo forman, Lucainena está en fiestas y, desde ayer, celebra la del Santo Cristo del Consuelo.

DALÍAS

Como toda la Alpujarra almeriense, Dalías era un pueblo agrícola que se pasó a la minería en los siglos XIX y XX, llegando a contar con 23 fundiciones y ocasionando una gran deforestación en todos los encinares de la zona. La minería y el cultivo de la uva de mesa hizo que llegara a contar con unos diez mil habitantes. La abundancia de agua y flora del entorno del municipio crea zonas recreativas habilitadas para comer y descansar tranquilamente disfrutando de la naturaleza como el área recreativa de Celín. También hay rincones para los senderistas en los alrededores del arroyo de Celín con rutas marcadas que bordean la Sierra de Gádor. Otra de las rutas es la que transcurre entre Dalías y Celín, conocida como Rambla de Almacete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios