Un tiroteo en una universidad de Chicago deja seis muertos

  • Un hombre, armado con dos pistolas, mató a seis personas e hirió a unas 15 antes de suicidarse

El número de víctimas en el tiroteo del jueves en la Universidad del Norte de Illinois a siete tras el fallecimiento de otro estudiante contra el que ayer disparó un joven totalmente vestido de negro, informó la policía. Además, otras quince personas resultaron heridas en el suceso.

Se desconocen por el momento los motivos que llevaron al asesino a emprender fuego indiscriminado antes de suicidarse en una sala de conferencias en la que se impartía una clase.

Los responsables de la universidad informaron de que había 162 alumnos registrados para la clase pero se desconoce cuántos participaron finalmente.

El estudiante que perpetró la matanza cursó estudios de sociología en el centro universitario de Illinois la pasada primavera, aunque en la actualidad no estaba inscrito en ninguna asignatura, según el rector de la universidad John Peters.

Las autoridades no han hecho público todavía el nombre del estudiante que protagonizó los disparos, aunque Peters aseguró que no tenía historial policial cuando asistía a la universidad que dirige y en la que están inscritos 25.000 alumnos.

Dennis Miller, juez de instrucción del condado de DeKalb, hizo públicos hoy los nombres de cuatro de las víctimas que murieron en su condado.  Se trata de Daniel Parmenter, de 20 años; Catalina García, de 20, Ryanne Mace de 19 y Julianna Gehant de 32. Se desconoce por el momento la identidad de los otros fallecidos. .

El de ayer es el cuarto incidente de ese tipo ocurrido en un establecimiento educativo de Estados Unidos en una semana. El viernes pasado una universitaria mató a dos compañeros antes de suicidarse en el Instituto Politécnico de Baton Rouge, en el estado de Luisiana.

El lunes un estudiante de 17 años hirió gravemente a un compañero durante una clase de gimnasia en un establecimiento secundario de Tennesse.

Por último, un estudiante de 15 años fue declarado con muerte cerebral, tras ser atacado a balazos en un establecimiento secundario de Oxnard, en California.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios