Un juez procesa a 'El Solitario' por el asesinato de los dos guardias civiles de Castejón

  • El informe psicológico no detecta en Giménez Arbe "alteración intelectiva en el momento de los hechos"

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Tudela (Navarra) ha decretado hoy el procesamiento de Jaime Giménez Arbe, El Solitario por la muerte de los dos guardias civiles asesinados en el municipio foral de Castejón. Esta decisión del magistrado llega después de que el informe psicológico que se efectuó al acusado asegurara que no hay muestras de que el acusado se encontrara "afecto de ninguna alteración intelectiva en el momento de los hechos".

En el auto, el juez acuerda que Giménez Arbe comparezca el próximo 6 de marzo en el juzgado para tomarle la declaración indagatoria. Según indica el juez instructor en dicho documento de procesamiento, "consta directa e indiciariamente acreditado en las actuaciones que el encausado Jaime Giménez Arbe disparó directamente a los agentes de la Guardia Civil y causó su muerte con esta acción". Una idea que, según se explica, está reforzada "por las propias declaraciones del encausado, las contradicciones encontradas en su declaración, las declaraciones testificales y las periciales tanto médicos, psicológicas, como científicas".

Mientras se acerca la fecha del proceso, el magistrado decretó el mantenimiento de la prisión provisional del acusado y la entrega de una fianza de 250.000 euros, que deberá entregar antes del lunes, para asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran imponerse.

Además, el auto recoge que según el informe pericial psicológico realizado a Giménez Arbe en el Palacio de Justicia de Pamplona, el acusado no se encontraba "afecto de ninguna alteración intelectiva ni volitiva en el momento de los hechos que afectaran o disminuyeran su capacidad psíquica para la comprensión de la naturaleza ilícita de los actos".

Así, del informe se desprende que la verdadera razón por la que 'El Solitario' cometió el crimen, era su miedo a ser identificado por las víctimas, ya que cuando se cometió el crimen, en 2004, el acusado estaba entre los hombres en búsqueda y captura del país. De este modo, cuando los agentes de la Guardia Civil le pidieron que detuviera su vehículo, Giménez Arbe llevó acabo los disparos "con ánimo de no ser apresado".

Sobre los informes periciales del arma y la munición utilizada, señala que la munición que causó la muerte de los dos guardias civiles es la misma que portaba 'El Solitario' en el momento de su detención. El arma con la que se efectuaron los disparos es, según informes de Guardia Civil y Policía Nacional, la misma que se le incautó en su arresto. Por último, el juez destaca que la prueba caligráfica corrobora que Giménez Arbe escribió varios croquis con posibles rutas de huida del lugar en el que ocurrieron los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios