Más de 90 pasajeros se amotinan en Marraquech tras la anulación de su vuelo

  • La Policía marroquí intentó impedir que los turistas grabaran lo sucedido a bordo del avión

Más de 90 pasajeros de un vuelo de la compañía Easyjet con destino a Madrid se amotinaron ayer en una de las puertas de embarque del aeropuerto de Marraquech, al sur de Marruecos, después de que su vuelo fuera cancelado.

Según explicó Fernando Díaz, uno de los pasajeros afectados por la cancelación del vuelo, la compañía decidió la anulación del mismo sin ofrecer ningún motivo y, al cierre de esta edición, todavía desconocían cómo y cuándo podrán regresar a la capital de España.

Fuentes de la compañía contactadas por Efe en el aeropuerto de Marraquech confirmaron la anulación del vuelo y lo atribuyeron a la sobrecarga de trabajo que soporta el aeródromo en estos días festivos en gran parte de Europa.

El portavoz agregó que ya se han iniciado las gestiones con la central de la compañía en Londres para que se envíe un nuevo avión a Marraquech y que los pasajeros puedan regresar lo antes posible a Madrid.

"Se han puesto en contacto con nosotros tres empleados del aeropuerto, pero nadie de la compañía. Primero nos dijeron que nos pagaban una noche de hotel aquí y que embarcaríamos hoy (por el lunes), pero después nos explicaron que hasta el 6 de enero no hay plazas libres para Madrid", manifestó este pasajero.

Según el relato de varios de los testigos que iban a bordo del avión, tres de ellos grababan con sus cámaras de vídeo lo que sucedió, algo que la Policía marroquí trató de impedir aunque desistió tras la reacción de los afectados.

Díaz explicó que en torno a 50 personas decidieron abandonar el aeropuerto, mientras que el resto, entre ellos varios niños, se dirigieron a la puerta número 6 de embarque del aeródromo marroquí a la espera de que se resuelva el problema.

El vuelo estaba previsto para las 13.05 hora local marroquí, pero finalmente se comunicó su cancelación alrededor de dos horas más tarde.

"Sólo queremos que se ponga en contacto con nosotros alguien de Easyjet o un responsable de la administración aeroportuaria marroquí", reclamó Díaz, quien agregó que uno de los niños presentes se encuentra enfermo con fiebre alta.

Los pasajeros también llegaron a contactar con las autoridades consulares españoles para tratar de resolver la situación.

Fuentes del Consulado español en Casablanca declararon que no encuentran "demasiada colaboración" por parte de la compañía, e insistieron en que hacen todas las gestiones pertinentes para tratar de que un nuevo avión pueda realizar el trayecto a la capital de España lo antes posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios