La ordenación sacerdotal de mujeres tiene pena de excomunión

  • El decreto que ha publicado el Vaticano es tajante con los obispos que lo quebranten

Comentarios 7

Quien ordene a una mujer sacerdote y el propio ordenante quedarán automáticamente excomulgados, según un documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe (ex Santo Oficio) hecho público ayer por el Vaticano.

Se trata del Decreto General que lleva por título Sobre el delito de ordenación sagrada de una mujer, firmado por el prefecto de esa congregación, el cardenal William Levada, para tutelar la naturaleza y la validez del Orden Sagrado.

El decreto vaticano establece que "tanto quien confiere el Orden Sagrado a una mujer, como la mujer que lo recibe incurren en la excomunión latae sententiae [de manera automática], reservada a la Sede Apostólica".

Esa disposición es válida también para todos los ritos en comunión con Roma, es decir, las iglesias de rito oriental que reconocen la autoridad del Papa, precisa el documento.

El documento aparece publicado en la edición italiana de L'Osservatore Romano, el diario vespertino de la Santa Sede, que subraya que entra en vigor desde el momento de su publicación.

En los pasados años mujeres de Suiza, Canadá, Estados Unidos, Austria y Alemania desafiaron al Vaticano y fueron ordenadas sacerdotes, ordenaciones que carecen de validez para la Iglesia católica.

La ordenación de mujeres es una cuestión actualmente debatida en la comunidad católica, especialmente en lugares con falta de clérigos, aunque la jerarquía se niega a ella esgrimiendo argumentos históricos, culturales y teológicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios