La negativa de los testigos impide reconstruir la desaparición de Madeleine

  • La reconstrucción de lo sucedido el 3 de mayo de 2007 estaba prevista para este jueves, pero la negativa de los amigos de la familia hace imposible realizarla.

La justicia portuguesa suspendió una reconstrucción de los hechos de la noche que desapareció Madeleine McCann al no lograr que aceptaran venir a Portugal cuatro de los testigos, amigos de los padres de la niña británica.

Portavoces de la Fiscalía lusa confirmaron que la reconstrucción de lo sucedido el 3 de mayo de 2007 estaba prevista para este jueves y aunque los padres de Madeleine, Kate y Gerry McCann, habían aceptado volver a Portugal la negativa de sus amigos hace imposible realizar la diligencia judicial.

La Fiscalía no informó aún de sus próximos pasos en el caso ni reveló la identidad de los testigos que no han aceptado colaborar, que formaban parte del grupo de amigos con los que el matrimonio McCann estaba de vacaciones en una playa del sur de Portugal cuando desapareció su hija.

La pareja, que organizó una campaña internacional sin precedentes para buscar a la niña y logró ayudas y recompensas por unos cuatro millones de euros, abandonó precipitadamente Portugal en septiembre del año pasado, cuando la policía los declaró sospechosos de una supuesta muerte accidental y ocultación del cadáver de la menor.

Desde entonces las autoridades lusas no han conseguido pruebas concluyentes contra el matrimonio pero tampoco se deciden a exculparlos y, entretanto, han prorrogado el secreto del sumario y las investigaciones del caso.

Una delegación policial lusa interrogó ya a los McCann y sus amigos en Gran Bretaña pero se solicitó su comparecencia en Portugal para realizar una reconstrucción que permitiera esclarecer los hechos, trámite que también ha sufrido varios retrasos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios