Al menos 125 detenidos en 10 países por robo masivo de tarjetas de crédito

  • La cooperación policial internacional hace caer a una banda que tenía su centro en España · En la zona de Valencia vivían los especialistas en terminales de pago; en Málaga, los dedicados a captar los PIN

Una operación del Cuerpo Nacional de Policía contra una extensa red de rumanos dedicados al robo y clonación de tarjetas de crédito ha permitido descubrir un fraude superior a los 6 millones de euros, así como la detención de, al menos, 99 personas en distintos puntos de España -70 de ellos en Valencia- y otros 26 en nueve países europeos y Turquía. La mayoría de estos 125 arrestados operaba principalmente en las tres provincias de la Comunidad Valenciana, además de en Cataluña, Madrid, Islas Canarias y la Costa del Sol andaluza. Asimismo, delinquían en Rumanía, Italia, Alemania, Austria, Bélgica, Holanda, Reino Unido, Irlanda del Norte, República Checa y Turquía.

El modus operandi de la banda consistía en colocar dispositivos en cajeros automáticos, como microcámaras y teclados falsos, con los que obtenían los números de tarjeta y los PIN de acceso. También obtenían los datos manipulando los terminales desde los que se cobraba en determinados comercios y cinco personas vinculadas a establecimientos se encuentran entre los detenidos. Sin embargo, no siempre necesitaban de esa colaboración, ya que, en ocasiones, forzaban la entrada, sustituían el terminal por otro manipulado que retenía los datos de los clientes y, más tarde, acudían a recuperarlo. La banda de rumanos asentada en España recibió un importante número de datos pertenecientes a tarjetas de las que había obtenido los datos en EEUU y Canadá. Una vez con esos datos en su poder, fabricaban tarjetas falsas en ocho laboratorios clandestinos, registrados por la Policía, y vendían el plástico a otros grupos. Para asegurar el uso de las tarjetas robadas, la banda fabricaba también documentos de identidad falsos en tres laboratorios. Los especialistas en en el robo de numeraciones y análisis de las terminales de pago con tarjeta integraban una célula en Valencia, mientras que en Málaga residía un grupo de expertos en obtener los datos de los usuarios de los cajeros automáticos.

En total se han practicado 48 registros domiciliarios en España y en los países anteriormente citados, donde continuaban planeándose detenciones al cierre de esta edición. Once de los arrestos se han producido en Holanda, 5 en Irlanda del Norte, cuatro en la República Checa y uno en Bélgica, Austria y Turquía. Agentes rumanos se han desplazado a España para colaborar activamente en la fase final del dispositivo, fruto de las investigaciones de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía. En el dispositivo ha participado el órgano de coordinación policial Europol, en cuya sede de La Haya se han celebrado varias reuniones de coordinación entre policías europeas. Las pesquisas han contado con un centenar de teléfonos y direcciones de correo electrónico pinchados. Medio centenar de detenciones se han practicado en los últimos dos días, mientras que el resto se produjeron en semanas anteriores.

Para informar de estas detenciones, el Ministerio del Interior distribuyó una nota en la que hablaba de un operativo con 443 detenidos y se refirió a una misma operación. En realidad, la nota sumaba los detenidos en esta reciente operación de la Policía y otros tres centenares anotados en operativos de la Guardia Civil desde septiembre de 2007, ya conocidos. La comparecencia corrió a cargo de la directora del Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO), la comisaria de Policía María Marcos Salvador, quien explicó que esos 443 detenidos pertenecen a un mismo operativo, de nombre Pipas, resultante del análisis en el CICO de la información aportada por Policía, Guardia Civil y fuerzas de seguridad de otros países. Pero los rumanos detenidos sólo tienen en común su nacionalidad, ya que las operaciones de la Guardia Civil han ido dirigidas contra grupos que asaltaban viviendas y polígonos industriales en distintos puntos de España sin que se conozca relación entre ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios