El jueves podrá contemplarse en toda España el último eclipse total de luna de esta década

  • El eclipse, que durará unos 51 minutos, será visible desde prácticamente todos los continentes del planeta y comenzará a las 04.01 horas

La madrugada del próximo jueves, 21 de febrero, tendrá lugar un eclipse total de Luna visible desde toda España y que se prolongará, con todas sus etapas, durante 5 horas y 42 minutos. El eclipse total se producirá entre las 04,01 horas y las 04.52 horas (hora peninsular), según informó el Instituto Astrofísico de Canarias.

Se trata del último eclipse total de Luna de la década, ya que el satélite no volverá a verse ensombrecido por la Tierra de forma completa hasta diciembre de 2010.

La observación del eclipse es en esta ocasión muy favorable para la zona centro-atlántica y será visible desde prácticamente todos los continentes del planeta. La Luna se encontrará totalmente eclipsada durante apenas 51 minutos, menos de la mitad que el máximo tiempo posible para este tipo de eclipses. 

Un eclipse de Luna ocurre cuando la Tierra se interpone entre el Sol y el satélite natural. Al estar alineados, el disco lunar se sitúa justo tras la sombra proyectada por la Tierra y durante varias horas se puede observar un gradual oscurecimiento de su superficie.

Como el satélite se halla en una posición opuesta a la del Sol, los eclipses lunares siempre suceden en fase de Luna llena. En un eclipse total se pueden distinguir tres etapas: penumbra, parcial y total. A lo largo de las mismas, la Luna cambiará su apariencia y su tonalidad, se volverá más rojiza conforme el eclipse se aproxime al máximo, previsto a las 4:26 horas. Durante esta fase, la Luna recibirá del Sol una luz indirecta y refractada por la atmósfera de la Tierra. 

Un eclipse lunar es un evento astronómico muy sencillo y seguro de observar. No es necesario el uso de instrumental alguno para contemplarlo, si bien unos prismáticos o un pequeño telescopio lo hacen aún más llamativo, y se recomienda situarse en algún lugar alejado de la contaminación lumínica. Durante el fenómeno, la Luna se encontrará en la constelación de Leo y, en la fase de totalidad, serán especialmente visibles la estrella Régulo y el planeta Saturno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios