La brecha en el acceso a internet afecta a 21 millones de españoles

  • El EGM y la Fundación BBVA ofrecen unas cifras más pesimistas que las del Gobierno · Las personas con bajos ingresos y los mayores son los grupos con mayor riesgo de quedarse descolgados de la red

Los españoles de más de 14 años que no son usuarios habituales de internet ascienden a más de 21 millones, cifra que contradice los datos oficiales en unos cuatro millones, aunque los estudios sí coinciden en que entre ellos abundan las personas de poco poder económico y de más de 50 años de edad.

Entre el 42% y el 44% de los españoles de más de 14 años ha usado internet en el último mes o, al menos, los últimos 3 meses, lo que significa que hay más de 21 millones que no lo hace casi nunca, según el Estudio General de Medios (EGM) y el estudio Internet en España de la Fundación BBVA. Estas encuestas no encajan con los datos oficiales: según la entidad Red.es, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, sólo el 43% de la población de entre 16 a 74 años no había accedido a internet nunca en 2007, lo que significa, para el Gobierno, que hay 21 millones de usuarios. La diferencia estriba en un 10% que accedió alguna vez en su vida a la red, pero que difícilmente puede considerarse usuario habitual de ella, dado que no lo ha tocado en los últimos meses.

Por otro lado, si se bucea en la cifra de los no usuarios, se da con otra coincidencia entre las encuestas: además de una cierta mayor presencia de mujeres que de hombres en este grupo, entre los ajenos a la red abundan los menos ricos y, especialmente, los de más edad. Y si además, estas personas viven en el medio rural, la tecnología les quedará todavía más lejos.

Si el perfil del internauta por excelencia es el de un hombre joven, universitario y con trabajo, el de la persona ajena a la red se parece bastante a su opuesto: mayor de 50 años, de poco poder adquisitivo y en un porcentaje superior al 50%, mujer.

Aunque la mayor afinidad a la red de los hombres está en retroceso, la lejanía a ella de los mayores es más difícil de recuperar, lo que se agrava si además estas personas pertenecen al medio rural.

De este modo, las dos encuestas apuntan hacia los 50 ó 55 años como la edad generacional en el que desciende el porcentaje de usuarios de Internet en picado, ya que casi el 90% de ellos está por debajo de esa edad.

Junto a ello, según el BBVA (aunque el EGM no coincide en este aspecto), "continúa existiendo una brecha digital condicionada, además de por la edad, por el nivel socio-económico", una idea que encaja con las quejas de la Asociación de Internautas.

"Hoy por hoy, el usuario habitual de internet necesita una banda ancha y eso supone 8,5 millones de personas en España. Según nuestros datos", dice Víctor Domingo, presidente de la citada asociación, "el precio de este servicio es un freno en un país con 19 millones de mileuristas".

Respecto al medio rural, parece que la banda ancha se resiste a extenderse a precios baratos en ese ámbito, porque sigue criterios mercantiles y no de servicio público. Es decir, no es rentable o no da beneficios llegar a las regiones en las que vive menos gente.

Al menos así lo cree el presidente de la Asociación de Internautas: "Hay cuatro millones de españoles que no tienen, aunque quieran, acceso a la banda ancha, debido al lugar en el que viven". Para esta organización de ciudadanos usuarios de la red, "el Gobierno ha perdido la oportunidad de calificar la banda ancha como servicio universal en la Ley de Medidas para la Sociedad de la Información".

La información de Red.es asume que las personas mayores de 50 años que viven en medios rurales habitan en el lado malo de la franja marcada por la brecha digital, pero ve los números del panorama nacional de otra manera: para ellos, hay 21.500.000 usuarios y hace cuatro años sólo había unos 12.000.000 en todo el país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios