Los aficionados españoles prefieren el fútbol al sexo

  • Un 88% de los forofos admite que sueña con el fútbol y siete de cada diez creen en supersticiones cuando juega su equipo.

Comentarios 2

El fútbol levanta pasiones que en muchos casos llegan a eclipsar la libido. Así se desprende de una encuesta europea realizada por Canon, patrocinador oficial de la próxima Eurocopa 2008 de Austria y Suiza, que concluye que nada menos un 70 por ciento de los aficionados españoles al balompié prefiere ver un partido de fútbol a practicar sexo, tendencia que no es exclusiva de España puesto que para la inmensa mayoría de los fans suecos el fútbol es la única actividad que desata pasión y emociones en sus vidas. Volviendo a España, un 88 por ciento de los forofos admite que sueña con el fútbol y siete de cada diez creen en supersticiones cuando juega su equipo.

El estudio concluye que es Suecia donde se encuentra la afición europea más forofa. Movidos por su entusiasmo generalizado por el fútbol, que alcanza al 95 por ciento de los aficionados, más de la mitad de los seguidores del seleccionador Sven Goran Eriksson (63 por ciento) confiesa planificar su vida alrededor de eventos futbolísticos y hasta un 88 por ciento de estos escandinavos ha abrazado o besado a un desconocido durante un partido de fútbol.

Los forofos españoles tampoco se quedan atrás y destacan el fútbol por encima de otras actividades. Un 72 por ciento de los aficionados de nuestro país prefiere ver un partido que entregarse a los placeres de la alcoba. Siguiendo esta línea, seis de cada diez españoles (un 63 por ciento) planifica la vida alrededor de los partidos de fútbol. Los aficionados españoles dan la nota en cuanto a la superstición. Y es que los seguidores del combinado nacional son los europeos que más rutinas siguen cuando juegan sus equipos favoritos, con un 69 por ciento frente a un 40 de media europea. Hasta un 88 por ciento dice soñar con el fútbol.

Tal es la pasión por el fútbol para los aficionados españoles, que uno de cada seis considera que formar parte de la afición de su equipo favorito es como tener una relación de pareja. Y casi doblando la media europea (37 por ciento), un 61 por ciento de los españoles apunta que entre sus personajes más admirados están los jugadores profesionales de fútbol. 

No obstante, los colores no suponen un obstáculo a la hora de elegir las amistades. Tan solo el 9 por ciento de los fans españoles reconoce elegir los amigos en función del equipo de fútbol que siguen estos últimos. En el otro extremo están los belgas, un 35 por ciento reconoce que seguir a un equipo concreto determina la elección de las amistades. 

Paralelamente, los aficionados franceses, a pesar de haber saboreado la doble victoria en la Copa del Mundo y el campeonato europeo en esta última década, se encuentran entre los fans europeos más reservados. Un 60 por ciento de los franceses admitió abrazar a desconocidos en los momentos más emotivos de los encuentros futbolísticos, por debajo de la media europea que se sitúa en 77 por ciento. Los más reticentes a la hora de expresar su emoción mediante besos y abrazos son los portugueses, con un 43 por ciento.  

De acuerdo con el estudio, realizado por el Centro de Investigación de Asuntos Sociales (SIRC), los portugueses, belgas, alemanes y británicos son los aficionados más 'llorones', con cada tres de cuatro seguidores que declaran haber llorado durante un partido de fútbol. A nivel europeo, dos de cada tres fans (un 66 por ciento) confiesan haber derramado lágrimas. Por encima de todo, son la pasión y la emoción, los sentimientos más compartidos a lo largo y ancho de Europa. En términos globales, un 95 por ciento  de los aficionados admite gritar en público y más de la mitad de los europeos (60 por ciento) confiesa soñar con el 'jogo bonito'.  

Entre otras conclusiones, destaca que los aficionados más obsesionados con el seguimiento diario de las noticias sobre el fútbol --vía Internet, radio o prensa impresa-- son los daneses (98 por ciento), checos (96 por ciento) y alemanes (95 por ciento). En el otro extremo están los portugueses (62 por ciento) y los polacos (72 por ciento).  Más de un tercio de los aficionados belgas, finlandeses y suecos admiten elegir a sus amistades de acuerdo al equipo al que apoyan. Los aficionados holandeses son los menos supersticiosos, tan solo un 27 por ciento dice seguir la misma rutina los días de fútbol.  Los aficionados más fervientes son los suecos y belgas. Un 64 por ciento y un 70 por ciento, respectivamente, ha declarado que el fútbol es lo más importante en sus vidas. Sorprendentemente, sólo un 21 por ciento de los italianos dice lo mismo. La media europea se sitúa en un 45 por ciento.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios