Reticencias en la Junta andaluza a ofrecer terapias homeopáticas

  • La Consejería de Salud estima que aún no hay evidencias para ampliar su cartera de servicios

En noviembre del año pasado, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, trajo la homeopatía al primer plano mediático de modo involuntario: en un programa de televisión, respondiendo a una cuestión planteada desde el público, apostó por la inclusión de la homeopatía en la cartera de servicios de la sanidad pública andaluza. Puso como único límite las aperturas presupuestarias. Pero dijo que tenía ese propósito, y que lo pondría por obra. Más tarde, Chaves reconoció que aquel fue el momento más comprometido de todo el programa.

Esa pillada del presidente andaluz no ha tenido, por ahora, consecuencias. Fuentes oficiales de la Consejería de Salud explican al respecto que "nuestra posición sobre la homeopatía no ha cambiado". "Tenemos que esperar a contar con la suficiente evidencia científica para poder plantearnos la inclusión de la homeopatía en la sanidad pública y, hoy por hoy, no disponemos de esas evidencias".

La cuestión de la inclusión de la homeopatía en la sanidad autonómica no es de ayer. En 1999, el Grupo Socialista en el Parlamento de Andalucía planteó una proposición no de ley sobre medicinas complementarias. En 2001, IU planteó una pregunta a la Consejería de Salud en parecidos términos. Ninguna de esas iniciativas tuvo repercusiones prácticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios