La OMS impulsará el desarrollo de medicamentos para los países pobres

  • La agencia buscará a la vez proteger los derechos de propiedad intelectual

Los países miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) alcanzaron ayer un acuerdo de principios destinado a impulsar el desarrollo de medicamentos contra enfermedades presentes en los países en desarrollo y a mejorar el acceso de los pobres a los fármacos.

Durante el debate de esta cuestión en el último día de la Asamblea Mundial de la Salud, varias delegaciones latinoamericanas defendieron que la salud de las personas debe ser privilegiada frente a los intereses económicos y comerciales.

Otros países, sobre todo del mundo industrializado, proponían en cambio la búsqueda de un "equilibrio" entre ambos aspectos, mientras que otros mantenían una posición más dura al rechazar que la OMS fuera el foro adecuado para discutir si la salud es un derecho o no.

Finalmente, la resolución aprobada ayer apuesta por un término medio entre ambas posiciones y reafirma la voluntad de los estados de impulsar la investigación y el desarrollo de medicamentos contra patologías muy presentes en países pobres, aunque erradicadas en los ricos, por lo que el sector privado considera que no tienen suficiente mercado.

La tuberculosis, que se sigue diagnosticando con una prueba que ya se usaba hace 80 años, el dengue y la malaria, son algunos ejemplos de esas enfermedades.

La estrategia aprobada promueve así nuevos enfoques de la investigación farmacéutica y del acceso a los medicamentos, aunque el próximo paso será identificar nuevas fuentes de financiación para lograr ese objetivo, una tarea que ha sido encargada a un grupo de expertos que deberá presentar el resultado de su trabajo dentro de un año.

La meta final es lograr un equilibrio entre salud, innovación científica y defensa de los intereses comerciales (reflejados en los derechos de propiedad intelectual), lo que para muchos parece imposible, pero permitiría revertir la situación actual que excluye a cientos de millones de pobres de los progresos médicos.

Los 193 países de la OMS también aprobaron sendas resoluciones para reforzar la lucha contra el tabaquismo y el alcoholismo, dos epidemias modernas que matan cada año a millones de personas. Expertos que participaron en la Asamblea advirtieron que si no se toman medidas, el tabaco habrá causado la muerte de 500 millones de personas a finales de este siglo. En cuanto al alcohol, a su consumo se atribuyen 1,8 millones de muertes al año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios