La juez decreta prisión sin fianza para el Chicle por la muerte de Diana Quer

  • José Enrique Abuín va a la cárcel por homicidio doloso y por atacar a otra chica.

  • Su abogado niega la agresión sexual y afirma que confesó donde la escondió para "mitigar" el dolor de la familia

Traslado de el Chicle tras el registro realizado el 31 de diciembre en su domicilio. Traslado de el Chicle tras el registro realizado el 31 de diciembre en su domicilio.

Traslado de el Chicle tras el registro realizado el 31 de diciembre en su domicilio. / Efe

Comentarios 1

José Enrique Abuín, el Chicle, detenido por la muerte de la joven Diana Quer, ingresó este lunes en la cárcel coruñesa de Teixeiro después de que la jueza decretara para él prisión provisional incomunicada y sin fianza como sospechoso de homicidio doloso, entre otros delitos.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia indicó que la magistrada del juzgado número 3 de Ribeira, en funciones de guardia, ordenó el ingreso en prisión después de que el único arrestado se haya acogido a su derecho a no declarar, tras pasar a disposición judicial. Abuín fue detenido el pasado viernes y el domingo condujo a la Guardia Civil a la nave donde se encontraba oculto el cuerpo de la desaparecida.

La jueza lo acusa de haber acabado con la vida de la joven madrileña y, además, de haber tratado de raptar a otra chica el pasado día 25 en la localidad vecina de Boiro.

La detención del conocido por el alias del Chicle fue posible precisamente gracias a las investigaciones de la Guardia Civil a raíz de ese presunto intento de secuestro, y dado que figuraba en la lista de sospechosos por la desaparición de Diana Quer.

Durante el proceso de investigación de lo ocurrido a la joven madrileña fue determinante el testimonio de la mujer de Abuín, que relató a los agentes que su marido no estuvo con ella la noche de la desaparición, en contra de lo que había dicho meses antes, lo que sirvió de coartada al Chicle.

En su resolución, la magistrada de guardia señala que se investiga a Abuín Gey por un delito de detención ilegal y otro de homicidio doloso, sin descartar que el avance de las pesquisas pueda permitir otras calificaciones más graves, como la de asesinato.

El escrito, asimismo, lo considera sospechoso, en relación a los sucesos del 25 de diciembre, de haber cometido los delitos de detención ilegal, en grado de tentativa; y robo con violencia e intimidación, también en grado de tentativa.

La jueza deja abierta la posibilidad de nuevas imputaciones porque, según recalca, los indicios advierten ya en este momento de la investigación "de que la finalidad del investigado pudo haber sido la de atentar contra la integridad sexual o contra la vida de la víctima".

Fuentes judiciales apuntaron a Efe que la causa de la muerte de Quer, cuya autopsia se practica en el Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga), sigue bajo estudio, toda vez que no se han hallado signos de violencia pero sí "indicios claros de criminalidad", de los que no se han ofrecido detalles.

La jueza acordó el ingreso en prisión del Chicle al entender que existe riesgo de fuga y de reiteración delictiva, así como también para evitar la ocultación, alteración o destrucción de pruebas.

Al hombre, casado y padre de una niña, que se acogió a su derecho a no declarar este lunes, le constan antecedentes judiciales contra la seguridad vial y de narcotráfico -fue condenado en primera instancia en una operación antidroga realizada contra el clan de Os Fanchos-.

La incomunicación se adoptó a petición de la Fiscalía, que apreció elevado riesgo de destrucción de fuentes de prueba por parte del investigado y, en particular, de que éste pretenda tener influencia en la declaración de los testigos de los hechos. Tras conocerse la decisión de la jueza, el abogado del detenido, José Ramón Sierra, negó que su cliente haya confesado a la Guardia Civil haber cometido un homicidio doloso o un asesinato.

El letrado indicó a la prensa congregada ante el juzgado que su defendido, que se encuentra "psicológicamente afectado", "en ningún momento" se ha presentado como culpable de estos delitos ante los investigadores de Diana Quer, cuyo rastro se perdió hace dieciséis meses en la localidad vecina de A Pobra, donde veraneaba.

También descartó la existencia de un "solo indicio" en la causa ligado a "cualquier tipo de delito de carácter sexual o a un estrangulamiento, en alusión a las informaciones publicadas por varios medios que apuntaban que reconoció ante la Guardia Civil haber intentado violar y posteriormente haber estrangulado a la joven. El abogado también destaca que la colaboración de su cliente en la investigación facilitó el hallazgo del cuerpo de Quer, "mitigando el sufrimiento de la familia".

Mientras avanza la investigación, el habitualmente tranquilo pueblo de Rianxo (La Coruña) sigue consternado tras conocer que el cuerpo sin vida de Diana Quer ha estado todo ese tiempo en un pozo de una nave del pueblo, un hecho que, según los vecinos, "pone los pelos de punta".

En el minuto de silencio que se celebró en la jornada de este lunes estaba la abuela de uno de los chicos que supuestamente socorrieron en Navidad a la muchacha que denunció el intento de rapto en Boiro. "La vieron mi nieto y un amigo, gritando, y avisando de que (su asaltante) tenía un cuchillo", contó la abuela a la prensa sobre ese episodio, que desencadenó el esclarecimiento del paradero de la joven Diana Quer.

El alcalde de la localidad rianxeira, Adolfo Muíños, recalcó que nadie se habría podido imaginar jamás el salto del Chicle del "trapicheo" a otro tipo de delito, si es que se confirma este extremo.

Por parte de la familia de la víctima Juan Carlos Quer, el padre de la joven Diana, señaló que ha tenido "mala fortuna" de que le tocase a su hija, y recordó que eso mismo por desgracia podría "haberle pasado a cualquiera". Visiblemente afectado, a la entrada del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) donde se practica la autopsia al cuerpo de la muchacha desaparecida, este empresario ha dado las gracias por el esclarecimiento de los hechos. " Gracias a Dios nuestra sociedad en España tiene una respuesta", dijo el padre de la chica asesinada.

La madre, Diana López-Pinel, "no puede hablar, está rota de dolor", informó a Europa Press su abogado, Pedro Víctor de Bernardo, quien añadió que "de momento", la mujer permanecerá en Madrid. Por su parte, Valeria, la hermana, colgó en su cuenta de Instagram un mensaje que alude al asesino confeso: "No soy persona hoy. Pagarás hijo de puta". También publicó una fotografía que se hizo con su hermana, acompañada del texto: "Nuestra última foto, te amo por siempre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios