Fritzl habla: "No soy un monstruo, pude haberlos matado a todos"

  • "No soy un monstruo", ha reiterado el acusado en un mensaje difundido por su abogado, según publica el diario austriaco 'Österreich'. "Podría haberlos matado a todos y no se hubiera sabido nunca", añade Fritzl.

Comentarios 11

En una carta que ha publicado en el diario Österrich a través de Rudolf Mayer, abogado del apodado monstruo de Amstetten, Fritzl, cuyo caso ha sacudido de nuevo a la sociedad austriaca, se defiende intentando hacer ver que su horrendo crimen podía haber sido aun mucho peor.

"No soy un monstruo", dice, "pude haberlos matado a todos y no habría pasado nada y nadie lo habría sabido nunca". Fritzl encerró durante 24 años a su hija Elizabeth en un sótano bajo su casa.

Abusó de ella todos esos años y tuvo siete hijos con ella. Uno de ellos murió al nacer y Fritzl se deshizo de él quemándolo en la caldera. Adoptó a tres y los hizo vivir en su casa, mientras que en el sótano mantuvo a los otros tres, que nunca vieron la luz del sol, y a Elizabeth, que tiene ahora 42 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios