Desarticulan una red dedicada al tráfico de armas, robo y extorsión

  • La policía detiene en Valencia a once personas que integraban una banda criminal de estructura "casi militar"

La Policía ha detenido a los once integrantes de una organización criminal dedicada al tráfico de armas, extorsión, falsificación de documentos y moneda y robo de vehículos, y que estaba asentada en la Comunitat Valenciana.

La banda, formada por ciudadanos procedentes de Ucrania y Rusia principalmente, tenía una estructura "casi militar y jerarquizada", división de funciones entre sus miembros y una "gran especialización" para llevar a cabo los delitos, informa el Ministerio de Interior.

Entre los detenidos, se encuentran los tres máximos responsables de la organización, que estaba asentada en la Comunitat Valenciana y tenía gran movilidad hacia otras provincias donde contactaban con otros grupos para cometer los delitos.

La investigación de la Policía se inició hace más de seis meses y, tras realizar "complejas" averiguaciones, se pudo localizar el lugar donde se encontraban los implicados y los métodos que empleaban para cometer los delitos.

También se identificó al responsable de cada área delictiva, así como a sus colaboradores y el entramado empresarial creado para ocultar sus actividades ilegales y blanquear el dinero obtenido, según las fuentes.

Setenta agentes participaron en la entrada y el registro simultáneo en ocho domicilios, tres establecimientos públicos y una nave industrial de la banda.

Los registros se practicaron en las localidades valencianas de Sagunto, Paterna, Algemesí, Cullera y Alberic, en los que fue necesaria la intervención del Grupo de Operaciones Especiales de la Jefatura Superior de Policía de Valencia.

Se localizó un laboratorio en el que realizaban gran parte de las falsificaciones de documentos de identidad extranjeros.

Entre los efectos intervenidos, están un revólver con su munición, una pistola detonadora, un chaleco antibalas, unos grilletes, 33.370 euros y dos turismos de alta gama, además de los útiles necesarios para la falsificación de documentos como ordenadores, escáneres, impresoras profesionales, plastificadoras, sellos y tampones.

La investigación ha sido realizada por el Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (GRECO) de Levante, con la colaboración de la Sección de Apoyo Operativo de la Comisaría General de Policía Judicial, y de Unidad contra Redes, Inmigración ilegal y Falsedades documentales (UCRIF) central.

También han participado agentes del Grupo de Estupefacientes de la UDYCO y del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) de Valencia y de la Comisaría Local de Alzira (Valencia).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios