Desarticulada una red de prostitución en Gran Canaria

  • Esta banda estaba dedicada a la prostitución de brasileñas y colombianas, unas 150 en cerca de tres años

La Policía Nacional ha desarticulado en Gran Canaria una banda dedicada a la prostitución de brasileñas y colombianas, unas 150 en cerca de tres años, con unas ganancias de un millón de euros al año, informó hoy la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

La operación "Glamour", que se ha saldado con la detención de ocho personas y el cierre de un club de alterne, comenzó cuando se detectó el trasiego de mujeres brasileñas en un inmueble transitado también por diversidad de hombres, lo que llevó a confirmar que varias ciudadanas sudamericanas entraban en el país como turistas y durante su estancia ejercían la prostitución.

Así, la organización se nutría de jóvenes de escasa preparación y grandes cargas económicas en su país, lo que hacía que solicitaran "plaza" en el local antes de salir de sus países de origen.

Al llegar a la isla, las jóvenes se dirigían al club, donde eran aleccionadas para que aseguraran a la policía que eran turistas y que vivían de alquiler en dicho inmueble.

Estas mujeres trabajaban doce horas al día y debían entregar la mitad de lo ganado a los regentes del club, lo que suponía una "auténtica explotación sexual", asegura.

Para ocultar los beneficios, las regentes del local habían creado diversas sociedades relacionadas con los negocios de peluquería y belleza.

Las personas detenidas han sido identificadas como María Lucelly L.C., de 47 años de origen colombiano y con nacionalidad española, Diana Fernanda S.C., colombiana de 32 años, y Eladio Javier R.E, español de 32, quienes han sido acusados de asociación ilícita, favorecimiento de la inmigración ilegal, prostitución y blanqueo de capitales.

Asimismo, fueron detenidas Jackelin C.C, colombiana de 28 años, Lucía T.M, española de 54 años y con antecedentes por prostitución, María Victoria A.B, colombiana de 33 años, y Luis Eduardo C.G., colombiano de 36 años, quienes fueron acusados de favorecer la inmigración ilegal y de delitos relacionados con la prostitución.

Además, por encubrimiento, revelación de secretos y omisión del deber de perseguir delitos, ha sido detenido Carlos L.G., español de 34 años.

Los registros realizados en el local de alterne y el domicilio de los detenidos ha dado como resultado la intervención de 10.000 euros en efectivo y un vehículo de alta gama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios