La lluvia deja a Cádiz sin el Miércoles Santo

  • Cigarreras, Sentencia, Aguas y Luz y El Caminito suspenden su salida procesional.

Y apareció. La tan temida lluvia que en la última década impide que se pueda desarrollar una Semana Santa completa y sin sobresaltos marcó la jornada del Miércoles Santo. Desde muy temprano los gaditanos se despertaron con una ciudad cubierta por un manto de nubes negras que muy pronto empezaron a descargar con chaparrones intermitentes que en algunos casos, como a las once y a la una, arreciaron de forma importante. Las inclemencias del tiempo se llevaron por delante la salida de las cuatro cofradías que ayer tenían previsto realizar su estación de penitencia. Curiosamente en la Semana Santa de 2005, las Aguas no salió, Cigarreras y Sentencia sólo llegaron hasta la Catedral y El Caminito sí hizo el recorrido al completo.

reuniones de juntas

Desde que abrieron los templos que ayer iban a acaparar todo el protagonismo, las juntas de gobierno de Cigarreras, Sentencia, Aguas y Luz, y El Caminito comenzaron a debatir y analizar la situación del día, meteorológicamente hablando.

En Santo Domingo, a la una de la tarde el hermano mayor de Cigarreras, Julio Oliva, se reunió con los miembros de su junta. Con todos los partes del tiempo en la mano y mientras en el exterior del templo se mantenía la lluvia, deciden suspender la salida procesional. Oliva explicó que “los partes son muy adversos y no podemos arriesgar algo que no es nuestro”. “Algunos hermanos lo encajan bien, otros peor, pero todo el patrimonio cuesta mucho y se moja y se estropea...”. El hermano mayor reconoció que la lluvia “era algo que nos veíamos venir, aunque hoy está todo a punto para salir”, al tiempo que afirmó sentirse peor “cuando veo llorar a los más pequeños”.

Julio Oliva está en la junta de gobierno de la hermandad desde 1980 y es la primera vez que se queda sin salir. “Hace 31 años que Cigarreras no se quedaba dentro. Es el peor sinsabor desde que estoy en esta cofradía, pero peor es que se moje todo”, puntualizó.

cita en el consejo

Pasadas las dos de la tarde, los hermanos mayores y los fiscales de las hermandades del día se reunieron con la junta permanente del Consejo Local. La lectura de todos los partes meteorológicos confirmaba la predicción de lluvia. A partir de entonces las juntas de gobierno de Cigarreras, Sentencia y Aguas y Luz decidieron no efectuar su salida procesional.

En el caso de El Caminito, abogó por esperar a la eucaristía previa a la salida para tomar la decisión definitiva. Eso sí, la hermandad de Nuestra Señora de las Angustias anunció que en caso de acordar poner el cortejo en la calle, realizaría todo el recorrido previsto incluida la estación de penitencia en la Catedral.

En todo momento, el Consejo de Hermandades ofreció debida información a los medios de comunicación sobre la decisión que iban tomando las hermandades. La última de ellas fue un mensaje a los móviles de los periodistas a las ocho y cinco de la tarde, en el que se informaba de la suspensión de todos los desfiles procesionales del Miércoles Santo.

la difícil solución

El hermano mayor de la cofradía de la Sentencia, Miguel Ángel Peñalver, no podía disimular su decepción y la de toda la hermandad por no poder salir en procesión. La junta de gobierno de la corporación de la Merced estuvo toda la mañana pendiente del cielo y acordó a las dos de la tarde suspender el desfile ante la alta probabilidad de lluvia para la tarde, decisión que ratificó en un posterior encuentro con los responsables del Consejo Local de Cofradías y las otras hermandades del Miércoles Santo.

“Tenemos que crecer como cofradía y hoy tenía que ser así”, comentaba Peñalver con resignación al recordar que era la primera vez que la Sentencia se veía obligada a quedarse en su templo.

Para esta hermandad del barrio de Santa María fue una jornada de tristeza, “pero han decidido no salir (en alusión a las imágenes titulares) y hay que asumirlo”, apuntó el hermano mayor.

La misma resignación tenían los hermanos del Caminito, la última de las cofradías que decidió suspender la salida. El mayordomo de la corporación, Pablo Chaves, comentaba a este periódico que los pronósticos “no dejaban ninguna esperanza para poder realizar la salida con suficiente garantía”, un hecho que los cofrades del Caminito no recuerdan en décadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios