Los hombres del reloj

  • El Consejo Local prepara todos los días un equipo de personas que asiste a las cofradías en su recorrido · También realizan controles horarios a las hermandades

 Su función es como la del árbitro de fútbol. La mejor noticia es que su labor pase desapercibida. El Consejo Local de Hermandades y Cofradías prepara todos los días un equipo de personas que se pone a disposición de las cofradías que procesionan ese día con el objetivo principal de facilitarles la labor en todo lo que necesiten y también solventar los pequeños problemas que vayan surgiendo. No sólo están para hacer cumplir el horario aunque hagan varios controles a lo largo del recorrido.

Cada una de las hermandades lleva un miembro designado por el Consejo que se coloca por delante de la cruz de guía para no entorpecer el cortejo. Si hay un incidente  como la lesión de un cargador que tenga que ser asistido, allí están ellos para acompañar incluso al herido al centro de salud o para rellenar el parte del seguro con el que cuentan todas las cofradías. Por encima de todos ellos hay un jefe de día, con el que están en contacto telefónicamente  y que tiene una visión global de todo lo que ocurre. Estos son miembros de la permanente del Consejo. Y, por último, Antonio Gallarín tiene un puesto en el Palillero con un ordenador para consultar los partes del tiempo y también como persona de contacto con el ayuntamiento por si hubiera que solventar un problema de última hora.

Asimismo, también se lleva a cabo un control horario en la salida, Catedral (donde se contabiliza los miembros del cortejo), Palillero, San Pablo, San José y ya en la recogida.

Todos coinciden en que su mayor enemigo es la lluvia y que su función en esos momentos es tranquilizar a los fiscales y nunca interferir en la decisión que tome la cofradía. 

Los jefes de día son  Antonio Abad (hoy), María José Novo (mañana), María Eugenia Cuenca (martes), Francisco Muriel (miércoles), Aarón Troncoso (jueves), Miguel Ángel Peñalver (madrugada), Juan José Pereira (viernes) y José Manuel Romero (sábado). Con ellos voluntarios como Rafael Guerrero, Antonio Dávila, Sergio García y Federico Maline entre otros.

Y este año llega la gran prueba de fuego con la Magna donde incluso habrá tres jefes de día en la Catedral que harán casi de semáforo para la llegada y salida de los pasos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios