La reversión del suelo de los polvorines se cifra en 2,5 millones de euros

  • Defensa reclama hasta 20 millones de euros · El justiprecio se decidirá finalmente en un contencioso pero la familia Vela de la Flor podrá tomar posesión ya de los 230.523 metros cuadrados que eran de su propiedad

Hace un año el Ministerio de Defensa perdió la mitad del suelo de los polvorines de Fadricas tras la sentencia del Tribunal Supremo de 14 de marzo de 2007, que reconoció el derecho de reversión de 230.523 metros cuadrados a sus antiguos propietarios, la familia Vela de la Flor, y ratificó una sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), de 25 de septiembre de 2003.

Fue un duro varapalo para la Dirección General de Infraestructuras y Equipamiento de la Defensa al implicar la pérdida de su papel predominante como propietario mayoritario en un momento crítico ya que la sentencia llegó apenas un par de meses después de que el Ayuntamiento emprendiera una reserva de suelo sobre estos terrenos -casi medio millón de metros cuadrados- para desbloquear el freno a su anhelado desarrollo urbanístico impuesto por el fracaso de las negociaciones para la recuperación de los polvorines, en desuso desde mediados de la década de los años 90.

Ahora, la difícil posición de Defensa -que aún es propietaria de prácticamente la otra mitad de los polvorines, sobre la que pesa también el proyecto de delimitación del Ayuntamiento para su incorporación al patrimonio municipal de suelo- se ha vuelto aún más frágil ya que el justiprecio valorado por el jurado de expropiación para ejercer la reversión de los terrenos dista mucho de sus millonarias pretensiones.

Aproximadamente unos 20 millones de euros exigía Defensa a los antiguos propietarios del suelo -que fueron expropiados en la década de los años 50 para abordar la ampliación de los polvorines- para que los 230.523 metros cuadrados volvieran a sus manos y se ejecutara de esta forma la sentencia del Tribunal Supremo. Es decir, para ejercer el derecho de reversión.

Sin embargo, el justiprecio estimado por la junta de expropiación en función de las condiciones de la reversión y de las características especiales de estos terrenos apenas llega a los 2,5 millones de euros. La diferencia entre ambas valoraciones es abrumadora.

Pero la cantidad exacta de dinero que la familia Vela de la Flor tendrá que pagar para recuperar los terrenos de Fadricas que antaño eran de su propiedad se decidirá finalmente en un contencioso casi con toda probabilidad ya que ninguna de las partes, ni Defensa ni los reversionistas, están conformes con dicho justiprecio y recurrirán a la vía judicial para solventar estas nuevas diferencias en un prolongado proceso que se inició en octubre de 1999.

Claro que la cifra final tendrá más probabilidades de acercarse a la cantidad administrativamente fijada por el jurado de expropiación que a las millonarias pretensiones de Defensa, sobre todo, dada la diferencia abismal que separa a ambas cantidades.

Pero además este último paso dado en el proceso para la reversión del suelo de los polvorines permitirá a la familia Vela de la Flor tomar posesión de los terrenos aún cuando no estén conformes con el justiprecio y recurran a un nuevo contencioso. Defensa, efectivamente, perderá ya la mitad del suelo de Fadricas.

El justiprecio valorado para la reversión del suelo -2,5 millones de euros- podría además convertirse en un índice de referencia en la reserva municipal de suelo emprendida hace año y medio por el Ayuntamiento y que actualmente está en vías de resolución, si bien se trata de también una situación urbanística diferente, que podría llevar a otra valoración de los terrenos, máxime cuando el Gobierno municipal ha reiterado desde el principio del proceso su intención de negociar con todas las partes.

20

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios