Un hombre agrede a su vecina en defensa de la pareja de ésta

  • La mujer le denuncia por allanamiento de morada y lesiones, aunque fue detenido por una reyerta en la calle minutos después

Comentarios 4

Efectivos de la Policía Nacional tuvieron que intervenir hasta en tres ocasiones por un mismo suceso ocurrido en la noche y madrugada del sábado al domingo en la zona de la calle Pascual O´Dogherty. Una llamada recibida a los servicios del 112 alertó de que un hombre, J.L.R.F., estaba violando una orden de alejamiento. Avisaba su propia ex pareja, una mujer, quien explicó a los agentes la ubicación de su vivienda y la del propio infractor. Hasta este punto se trasladó un coche patrulla, quien localizó, tras un breve rastreo, al individuo en las inmediaciones de esa calle. Tras comprobar que, efectivamente, el sujeto había quebrantado esta orden, el hombre fue detenido y trasladado a Comisaría.

Pero la intervención de la Policía no iba a quedar ahí esa noche ya que, minutos antes de las doce, la misma mujer volvió a llamar por teléfono para avisar en esta ocasión de la agresión de un vecino, E.E.B., quien, tras irrumpir en el domicilio de ésta, le causó lesiones, enzarzados en una discusión como consecuencia de la anterior detención de su ex pareja. Hasta este domicilio se dirigieron dos coches patrulla, en uno de los cuales se trasladó a la mujer agredida hasta un centro de salud y posteriormente se le acompañó a presentar denuncia por allanamiento de morada y lesiones, mientras que los agentes del otro intentaban localizar al vecino en su vivienda, aunque nadie respondió a sus llamadas, por lo que en un principio no pudieron localizarlo. Pero, tan sólo media hora después, una tercera llamada telefónica, esta vez no de la mujer, advertía de una reyerta en Pascual O´Dogherty, en la que uno de los protagonistas era precisamente este individuo, que fue finalmente detenido y trasladado a Comisaría.

Por otro lado, en la madrugada anterior, los efectivos policiales tuvieron que trasladarse hasta la primera planta del centro de ocio alertados por una disputa. La pelea se producía entre la seguridad de un establecimiento y tres jóvenes, de los cuales sólo uno, J.J.V.D., de 22 años, fue detenido por posesión de arma blanca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios