La fiesta fue reivindicación en los centros de discapacidad

  • El CRMF y UPACE celebran el Día de las Personas con Discapacidad

Europa celebraba ayer el Día de las Personas con Discapacidad. Algo que en La Isla, ciudad con multitud de asociaciones de ayuda mutua y centros asistenciales, se tradujo en una jornada de puertas abiertas en algunas de las instalaciones. El Centro de Recuperación de Personas de Discapacidad Física y Sensorial (CRMF) y la Unión de Parálisis Cerebral (UPACE) mostraron el trabajo que realizan y organizaron actividades para la ocasión.

Para el CRMF significaba el broche final a su treinta aniversario. Participaban los alumnos del centro, visitantes de otras asociaciones y estudiantes de institutos y colegios de la localidad. Se prepararon talleres, de boccia, slalom o fotografía, y actuaciones, como la de Camf Band, un grupo de jazz con personas con discapacidad y trabajadores del centro de la localidad cacereña de Alcuéscar, que sobre el escenario ubicado en el exterior del edificio consiguieron congregar a numerosas personas. Y una visita por tres de las actividades formativas: corte y confección, manualidades y encuadernación. Los otros talleres que alberga el CRMF son de electrónica, de marquetería y de zapatería. La directora, Concha Mayoral, explicaba que en el centro atienden a personas adultas en edad de formación y recuperación, con vistas a que se incorporen al mundo laboral. "Este año 34 de nuestros alumnos han tenido contacto con su primera experiencia laboral", señaló.

En el Infanta Doña Cristina sonaba la música del oboe, que Ildefonso, padre de uno de los chicos que había pasado por el centro, tocaba para un nutrido público. En otra sala, unos pequeños asistían al teatro de las sombras para conocer la historia de la mariposa blanca. Antonio Bordés comentaba que esta actividad parte de un taller experimental que realizan con los mayores más afectados. "Reaccionan muy bien", afirmó. El frío clausuró el slalom, mientras en el interior sí se mantenía la petanca adaptada, el boccia. La fiesta era reivindicación en su manifiesto: por la consolidación de los tratamientos de atención temprana y médico funcional, por las normativas municipales de accesibilidad, por más inversiones en su residencia y por la accesibilidad en el empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios