Xiv campeonato iberoamericano de atletismo Anteproyecto de las instalaciones

El estadio de Bahía Sur se transforma para el Bicentenario

  • Las instalaciones tendrán asientos en toda la grada y nuevas pistas de atletismo · La obra estará lista en diciembre de 2009

Tendrá una capacidad para más de diez mil asistentes, 1.500 deportistas y 300 periodistas. La ciudad deportiva de Bahía Sur transformará sus instalaciones con la vista puesta en la conmemoración de los campeonatos Iberoamericanos de 2010. Así quedó certificado en la reunión del Comité celebrada el pasado lunes en la que también se sentaron las bases de su actuación más importante con la aprobación del anteproyecto del estadio, que se adecuará para un acontecimiento de estas características.

Es, sin duda, así lo certificó la gerente del Consorcio del Bicentenario, María Luisa García Juárez, el evento deportivo de la conmemoración, y de esta manera debe ser tratado. Con el anteproyecto sale también a la luz el presupuesto, 4,2 millones de euros y la planificación de la actuación, cuyo proyecto de redacción se elaborará el primer semestre de 2008. A continuación, en septiembre, será la contratación de la obra para que la ejecución de la misma arranque en diciembre, con un plazo de doce meses. Será pues antes del año 2010, si se cumple lo previsto, cuando las instalaciones estén concluidas, y todavía contará con otro medio año de margen hasta la celebración del campeonato, en junio.

Pero todavía queda un largo camino por recorrer hasta alcanzar esta fecha, un camino en que, como una metamorfosis, el estadio de Bahía Sur irá actualizando su rostro. Dos son las actuaciones más llamativas que se ejecutarán en el interior del mismo. La primera de ellas, la sustitución del pavimento, tanto en la pista de atletismo de los 400 metros, como la del cien, así como todo el piso que las rodea. El material no está homologado por la Asociación Iberoamericana de Atletismo (AIA), que recomienda moqueta y no pavimento proyectado. Además también se sugiere la ampliación de una calle más en el 400, para que sean nueve y no ocho las calles donde celebrar las pruebas. Cambian también los colores, que probablemente serán rojos para las pistas de competición y azul en las restantes.

Además también se demolerán y construirán algunos aspectos del equipamiento para los usos deportivos, como la ría y el foso de caída de las diferentes pruebas, la construcción de nuevos círculos de lanzamiento de peso, disco y martillo, así como las tablas de batida, el cajetín de pértiga y todo los elementos que deban empotrarse en el pavimento.

En cuanto a las gradas, el estadio mantendrá su aforo de 8.000 espectadores, pero tanto la tribuna como el resto incluirá asientos, según la normativa del AIA, y reforzará su estructura interna y su aspecto externo, con la aplicación de pintura y la eliminación de humedades. Especial mención merece la grada de tribuna, pues será en ella donde se aplicará la segunda mayor partida presupuestaria -la primera es la pista-, con 470.895 euros. En ella es obligatoria la construcción de una visera, por debajo de la cual se instalarán las casetas de prensa, por un valor de 65.000 euros, así como de una zona vip.

Las entrañas de la tribuna también se transformarán con una rehabilitación integral que comprenderá la redistribución de algunas estancias como los vestuarios, los aseos o las cafeterías, sólo por citar algunas. Asimismo, habrá una zona bajo la grada que se habilite como despachos en la que se instalará aire acondicionado. Igualmente, en el pabellón polideportivo anexo al estadio -con capacidad para 2.300 espectadores- también se incorporará una climatización central, sobre todo teniendo en cuenta que en esos meses de verano ya hace bastante calor en la zona.

En el capítulo de instalaciones hay que destacar varios puntos, el más importante, quizá, la sustitución de las torres de iluminación, ya que las actuales se encuentran en mal estado debido a la corrosión de la humedad. También habrá cambios en el sistema de megafonía en todo el complejo. Junto a una de estas nuevas torres de luz, además, y a la altura de la meta del cien, debe instalarse el sistema de foto finish, imprescindible en el desarrollo de este tipo de pruebas. En previsión por la instalación de un nuevo marcador de información de resultados, es necesario construir la preinstalación de dicho elemento, así como la estructura que lo sustente.

En cuanto a las fórmulas de acceso al estadio, dos serán las puertas principales, que se situarán a ambos lados de la tribuna. La primera de ellas, la de acceso desde el pabellón y la segunda, la puerta de maratón, para la cual se está estudiando la posibilidad de que sea corredera. Otra cosa será la manera en que los atletas accedan al interior del recinto. En principio, está previsto que el recorrido de los atletas sea vertical desde las pistas deportivas del ala superior, que se comunicarán a través de un sistema de rampas y escaleras hacia el interior de la tribuna. Para esta zona de pistas se barajan diversas funciones y así, la de fútbol 7 está pensada como área de calentamiento, y otra posibilidad es que las pistas de tenis que la preceden -situadas justo al lado de la grada de tribuna- sirvan para el acceso de acreditados y el protocolo, aunque éste último punto está sujeto a cambios. Para ejecutarlo será necesario por tanto rediseñar la zona ajardinada del conjunto, como así contempla también en el documento.

Por otro lado, uno de los aspectos en los que menos se profundiza en este anteproyecto es la renovación del diseño estético del estadio. La razón es que será el equipo redactor del proyecto definitivo el que deba aportarle el matiz diferenciador que se aplicará de un modo especial, tanto al cerramiento del estadio como a la visera. De hecho, aunque no hay una concreción en este sentido, si hay una parte del presupuesto que está pensada para darle ese uso.

En lo que se refiere a aparcamientos, se ha valorado una reordenación integral y en concreto, en la zona del pabellón se pretende incluir estacionamiento para bicicletas y motos en el exterior. Para ello, se demolerán las escaleras y puertas existentes, retranqueándolas para poder ensanchar la acera. En esa misma zona, además, está prevista la construcción de otra cafetería con posibilidad de terraza, completando así las necesidades accesorias de los usuarios de este complejo.

8.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios