El centro de interpretación del Parque recibe en cinco meses 2.000 visitas

  • Varias exposiciones temporales rellenan los huecos de las salas a la espera de que se instale el equipamiento definitivo · Isleños, vascos y madrileños forman el grueso de las visitas realizadas

Desde que el uno de abril de este mismo año el centro de visitantes del Parque Natural Bahía de Cádiz abriera sus puertas de forma parcial, sin ser inaugurado oficialmente por las autoridades del Gobierno municipal y autonómico, cerca de 2.000 personas se han acercado hasta el momento a este importante punto informativo para conocer las características del ecosistema que envuelve a la ciudad. El sendero Punta Boquerón, Río Arillo y salina Dolores son los tres parajes naturales de los que pueden disfrutar los visitantes que se acercan al centro.

A pesar de esta positiva cifra para el Parque Natural, los huecos vacíos en las paredes y salas del interior y los solitarios terrenos del exterior del centro, son una de las razones que justifican por qué todavía no ha sido inaugurado oficialmente. La biblioteca, que actualmente cuenta con una bibliografía de tipo genérica pretende servir en un futuro como centro de documentación sobre las clases de flora y fauna que habitan en el parque. Además, los dos equipos informáticos con los que cuenta la sala están aún pendientes de la conexión a internet.

Como centro sostenible utiliza lo máximo posible la energía renovable. Un ejemplo de esto es la instalación de un sistema de paneles decorados con fotos de la zona y que el usuario mueve en función de la luz que necesite la habitación. Aunque la biblioteca ya dispone de esta novedosa técnica de iluminación, en el salón de actos todavía queda pendiente su instalación.

La luz y el sonido serán las protagonistas de la sala de exposiciones permanente mediante la que el visitante se familiarizará con los valores ecológicos del parque. Pero a la espera de que el montaje se realice la sala la ocupa actualmente una muestra temporal donde se recrea mediante varios dioramas, documentos y otros elementos el papel que jugó la ciudad como defensora de la invasión francesa durante la Guerra de Independencia española.

Una rampa conecta la sala de exposiciones permanentes con una habitación situada en la planta alta, cuya cristalera permite una vista general de la vegetación de la zona y ofrece una mirada más cercana y detallada gracias a la colocación de dos prismáticos de pie. Mientras se procede al montaje de esta estancia la habitación recoge una muestra de fotografías de aves que residen en el hábitat de los senderos.

En cuanto a las actividades que organiza el centro, el primer y único taller que hasta la fecha se ha realizado ha sido el taller de astronomía celebrado durante los días 11 y 12 de julio gracias a las jornadas de puertas abiertas que lleva a cabo la Consejería de Medio Ambiente. Durante cuatro horas, de nueve de la noche a una de la madrugada, más de 150 personas fueron testigos del avistamiento de estrellas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios