La atención a desfavorecidos centra los presupuestos de la Fundación

  • Discapacitados dependientes, personas mayores y el Tercer Mundo son los destinatarios

La dificultad social, como no podía ser de otro modo, es el eje que articula los presupuestos de gastos de 2008 de la Fundación Municipal de Servicios Sociales. En total, 1,1 millones de euros de los cuales casi el millón va destinado a programas y servicios de ayuda, ya sea de índole local como internacional.

De esta manera, el capítulo dos, destinado a gastos de bienes corrientes y de servicios tiene una partida de 730.561 euros de los cuales, casi la mitad se dedicarán al servicio de atención a personas mayores y discapacitados dependientes. Una partida algo menor, de 156.584 euros, servirá para ofrecer atención a la familia y la infancia y otros 83.847 tendrá como objetivo la cooperación y el voluntariado.

En el cuatro, por su parte, el presupuesto se reparte entre las subvenciones locales, a la que se dedican 104.754 euros y otros 168.064 tienen como objetivo las ayudas al Tercer Mundo. Sin embargo, en el apartado cinco, que cuenta con una cantidad menor, el objetivo son las inversiones reales, que se reparten entre la adquisición de maquinaria, instalación y utillaje, los equipos para el proceso de información, así como mobiliario y diversos enseres.

En este sentido, la vicepresidenta de la Fundación, Susana Rocamonde ha querido destacar el especial hincapié en el desarrollo de programas a personas con dificultad social "por considerarlos necesitados especialmente a la hora de llevar a cabo con total normalidad actividades de la vida cotidiana como el aseo personal, la alimentación o la higiene", puntualizaba.

La intención es, explicaba la vicepresidenta, "optimizar el presupuesto al máximo de tal manera que la ayuda llegue al mayor número de personas que lo necesiten". Una muestra de ello es que el 96,4 por ciento del presupuesto general de gastos irá destinado a tal fin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios