Vecinos del Merendero rechazan la tasación de los pisos realizada por Defensa

  • Los inquilinos de las viviendas militares consideran excesivo el valor fijado ya que casi duplica el de otros inmuebles del Invifas

Comentarios 4

Los vecinos de los pisos militares de la zona del Merendero han mostrado su disconformidad con el precio de venta que el Instituto para la Vivienda de las Fuerzas Armadas (Invifas) les ha planteado tras años de espera. La tasación de los inmuebles les parece excesiva. Sobre todo porque casi duplica el precio de los primeros pisos militares que Defensa enajenó -mediante la venta a sus inquilinos o a través de subasta- hace tan sólo dos años. Según algunos afectados, que ayer denunciaron la situación a este periódico, el Invifas ha pasado de pedir por las casas entre 40.000 y 48.000 euros (entre siete y ocho millones de las antiguas pesetas) a fijar su valor en 84.000 euros (unos 14 millones de pesetas).

Lo cierto es que el malestar entre los vecinos de la barriada ha ido creciendo en los últimos días a medida que las notificaciones del Invifas -en las que se concreta la oferta de compra a sus inquilinos- han ido llegando a sus domicilios. Tanto es así, que los afectados están dispuestos a protestar ante las oficinas locales del Instituto para la Vivienda de las Fuerzas Armadas ya que consideran completamente injusto que el precio de pisos prácticamente iguales casi se duplique en un par de años para usuarios en las mismas condiciones, que aguardan desde hace años para poder adquirir las viviendas en las que residen, en no pocas ocasiones, desde hace décadas.

En la zona del Merendero existen aún unos 180 pisos militares pendientes de enajenación. Hace dos años, el Invifas vendió una parte del parque inmobiliario de esta área: las viviendas de las calles Bonifaz, Florencio Montojo y de un tramo de Marqués de la Victoria. Quedan el tramo restante y los pisos de las calles Cádiz, Cartagena y Ferrol, para los que el Ayuntamiento y Defensa -tras meses de negociaciones- suscribieron un convenio de colaboración en octubre de 2006 mediante el que se hacía efectiva la cesión de los viales al Consistorio para agilizar la venta de los pisos a cambio de afrontar los costes de remodelación y puesta a punto de las calles, estimado en 24.000 euros.

El largo proceso previo a la enajenación llegó a su término en marzo cuando el Invifas emprendió las primeras notificaciones a los usuarios con derecho a compra.

Según explicó entonces el Invifas, Defensa encarga la tasación de los pisos a dos empresas de ámbito nacional para proceder a su valoración conforme al estado y características de la vivienda. El precio se fija mediante una media de las dos tasaciones para garantizar su objetividad y el Invifas promueve su compra, normalmente al 50 por ciento de su valor en el mercado inmobiliario. Sin embargo, el notable incremento del valor dado a los pisos con respecto a los que anteriormente se enajenaron ha despertado los recelos del vecindario.

180

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios