Urbanismo encargará a tres arquitectos la asignación de los grados de protección

  • La decisión sobre los edificios catalogados se pretende desvincular de tintes políticos

La revisión del catálogo de edificios protegidos en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico (PEPRICH) la están realizando en la actualidad a pie de calle 20 equipos seleccionados por el Colegio de Arquitectos de Cádiz a petición de la Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento isleño. La intención entonces fue, así lo expresó la edil del área, Carmen Pedemonte, desvincular de todo color político y de intencionalidades partidistas el desarrollo de este nuevo proceso.

Pero el proceso se limitaba únicamente a la realización de una labor documentativa mediante la elaboración de una ficha diagnóstico en la que apenas quedaba lugar a la recomendación, por lo que la decisión final volvía de nuevo a manos del Ayuntamiento, al menos en principio. Porque ayer la delegada anunció que, una vez esta documentación regrese a manos municipales, será otro equipo independiente el que tomará la decisión de modificar o no los grados de protección de los inmuebles. Así, el grupo de trabajo, designado por el Ayuntamiento, estará compuesto por tres arquitectos reconocidos y conocedores de La Isla y totalmente desvinculados con los dos partidos que conforman el Gobierno local.

"Es otra prueba más de que nuestra intención es dotar al nuevo documento de la mayor independencia posible", comentó Pedemonte. Porque, a su juicio, la recatalogación de los edificios será un documento distinto. "Partimos de cero, hemos hecho borrón y cuenta nueva. No nos vamos a meter en que sean más o menos, o en que los niveles de protección suban o bajen respecto al documento actual", comentaba al respecto, señalando además que otra de las ventajas es que el trabajo de los técnicos municipales no se va a ver mermado, "una tarea que no es poca".

Porque será una tarea complicada para la que habrá de emplearse a fondo, máxime cuando la revisión realizada por los arquitectos entra en bastantes detalles tanto de la fachada como del interior del edificio, prestando especial atención a elementos como la escalera, el patio o la azotea. Por el momento, así lo aseguraba el delegado específico de Planeamiento, Pascual Junquera, los equipos ya han revisado aproximadamente la mitad de las fincas, lo cual quiere decir que, también de modo aproximado, resta un mes para la conclusión de la tarea encomendada al Colegio de Arquitectos de Cádiz.

En este sentido Pedemonte incidía una vez más en la necesidad de la colaboración de los vecinos residentes en estas fincas, a los cuales se les envió ya una carta notificándoles la visita. "Por lo general no están encontrando demasiados problemas -explicaba la edil-, aunque a algunos ha habido que convencerlos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios