El fútbol sala en San Fernando vuelve a resurgir con el campeonato juvenil

  • Numerosos aficionados han podido disfrutar de ver a los mejores equipos del país

El fútbol sala en San Fernando tiene un antes y un después del pasado fin de semana, justamente, tras la celebración en la ciudad del V Campeonato de España de categoría juvenil. Han participado los 12 mejores clubes de todo el país y han sido numerosos los aficionados a un deporte que estaba en decadencia en la ciudad que se han personado en el pabellón Municipal de Bahía Sur para vivir algún momento del campeonato.

Sin duda alguna, el punto más álgido del mismo estuvo en las semifinales donde hasta 1.500 personas estuvieron viendo en directo el encuentro que enfrentó al San Fernando Plaza Isleño ante el Boadilla Las Rozas, equipo que, a la postre, se proclamó campeón de España por segundo año consecutivo.

Los isleños enamoraron con su fútbol a los aficionados de la ciudad que siguieron con pasión un partido donde los de Carlos Contreras se pusieron cuatro a uno en el marcador, aunque tuvieron que claudicar finalmente ante el empuje de los madrileños que en los instantes finales del choque bajaron a los de San Fernando de la nube.

El pasado domingo, con la celebración de la gran final, las gradas del pabellón isleño también contaron con un número importante de seguidores de fútbol sala que no quisieron perderse el encuentro entre, sin duda alguna, los dos mejores equipos del país en la categoría juvenil, concretamente el equipo de Boadilla Las Rozas y el Pozo de Murcia.

El ambiente en las gradas coincidió con la entrega final de premios donde los aficionados festejaron el bicampeonato cosechado.

En el balance general de la celebración del campeonato, cabe destacar la excelente gestión realizada por el club Isleño de Fútbol Sala que ha tenido una sobresaliente actuación en cuanto a la organización y, sobre todo, la satisfacción de que un deporte que había sido en años pasados santo y seña de la ciudad, vuelve a revivir con este evento deportivo que se ha celebrado en la ciudad.

Las bases ya están plantadas y se ha demostrado que hay un equipo juvenil que puede luchar por todo y que, en años sucesivos, se convertirá en un equipo sénior que puede tener su importancia en toda Andalucía y en el país. Ahora es el momento de seguir trabajando y, con posterioridad, recoger los frutos de este trabajo que, por el momento, es muy satisfactorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios