responsabilidad social

Párkinson busca el compromiso de las empresas

  • La entidad es una de las ocho asociaciones en España elegidas para realizar una iniciativa de sensibilización de las empresas y administraciones

Lola Garzón frente a María Láinez y Juan Pedro Martínez, durante una reunión de trabajo. Lola Garzón frente a María Láinez y Juan Pedro Martínez, durante una reunión de trabajo.

Lola Garzón frente a María Láinez y Juan Pedro Martínez, durante una reunión de trabajo. / párkinson bahía de cádiz

La asociación Párkinson Bahía de Cádiz ha sido elegida para concienciar a las empresas sobre la importancia de apoyar a los trabajadores que padezcan esta enfermedad neurodegenerativa. Será una de las ocho entidades en toda España que ejecutará un proyecto, el Contrato Humano, que parte de la Federación Española de Párkinson que cuenta con la financiación de los fondos sociales europeo y de la Fundación ONCE. Las sesiones de trabajo con representantes de las corporaciones contactadas, tanto del sector público como privado, se producirán en mayo.

Navantia, Bidafarma, Caixabank, el Consorcio Zona Franca, el Ayuntamiento de San Fernando, la Camára de Comercio de Cádiz y, previsiblemente la Diputación Provincial, formarán parte de esta iniciativa tras haber aceptado la propuesta de Párkinson Bahía de Cádiz. "Hemos contactados con cada uno de ellos para que se sumaran, y hemos acordado que al ser sesiones en horas de trabajo sean los responsables de área, de departamento, los que asistan a los encuentros", explica la directora, Lola Garzón, que ha definido con la trabajadora social, María Láinez, y con el psicólogo, Juan Pedro Martínez, que se encargarán de esas reuniones, a qué sectores y empresas se dirigían. Los astilleros de la Bahía eran casi obligatorios, por la cantidad de trabajadores que tienen y por el número elevado de empleados que han atendido en estos años en el centro. Hablaron también con responsables de Caixabank y de la Fundación La Caixa, porque también asisten a personal de la banca. Con las administraciones, la Zona Franca o la Cámara de Comercio de Cádiz, más la corporativa farmacéutica, se tocan distintos ámbitos de trabajo y actividad empresarial.

El proyecto se centra en una realidad: los problemas de las personas con párkinson de inicio temprano, que están en edad laboral y que están trabajando de hecho. "Muchos tienen temor de comunicar en la empresa que padecen la enfermedad", reconoce Garzón, que deja claro que la decisión de informar a la empresa corresponde al afectado. En el centro isleño, de hecho, realizan tratamiento dos personas jóvenes que no han informado aún de su situación en el trabajo. Desde las asociaciones se defiende que se trata de un paso para normalizar la situación y para fomentar la red de apoyos. Por eso es importante sensibilizar para el mantenimiento de estas personas en sus empleos. "Voy a escribir más lento en el ordenador, pero mis compañeros no deben mirarme de forma distinta", pone de ejemplo la directora de Párkinson Bahía de Cádiz. Hay que romper con el estigma social, insiste.

"Es fundamental el compromiso social de la empresa, su responsabilidad social", expone Lola, que habla de la adaptación de los puestos de trabajo, de la disponibilidad de las herramientas necesarias para la persona para desarrrollar sus funciones. El cuaderno que se ha elaborado para las sesiones de trabajo recoge el testimonio de personas con párkinson y la respuesta de sus empresas tras informar de la enfermedad. Erika, de 57 años, es directora de márketing y tardó dos años en comunicarlo. Sus compañeros y jefes son un gran apoyo. Almudena, de 44 años, lo dio a conocer el mismo día que la diagnosticaron. Trabajaba en banca y fue cambiada de departamento para su beneficio, además de ayudarla para las terapias. Ya tiene la incapacidad. En las sesiones de trabajo se harán dinámicas de grupo para ver qué saben, se les explicarán los síntomas de la enfermedad. Los participantes serán encargados de llevarse la experiencia para implantar el tratamiento de este tema en sus protocolos. "Firmarán un Contrato Humano simbólico al terminar", detalla Lola Garzón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios