Mujer presenta nueva imagen para proyectar sus actuaciones por la igualdad

  • Impulsa una campaña en la que se propone como instrumento de ayuda para las isleñas

Ventanas que se abren a nuevas posibilidades, nuevos retos para caminar hacia un futuro mejor. Ésta es la idea que proyecta la nueva imagen de la Fundación de la Mujer, que ayer presentaba sus credenciales a través de unos trípticos a todo color que se entregarán finalmente el próximo 4 de enero en la plaza de Jesús de Medinaceli, y no mañana como estaba previsto en un principio. Este acto simbólico supone además toda una declaración de principios de la Fundación, que a partir de ahora pretende exportar con más intensidad su imagen.

Porque el principal objetivo -así lo señalaba ayer la vicepresidenta de la Fundación, Mercedes Espejo- es que las mujeres sepan de la existencia de este organismo como herramienta de ayuda para sus vidas y se sirvan de él. Como en el folleto, tres son las patas sobre las que se sustenta esta intención. La primera de ellas, la de escuchar, en los casos que se necesite apoyo psicológico, se sufra acoso laboral o si se padece algún trastorno de la alimentación, por ejemplo.

La segunda, la de ofrecer ayuda para formación, orientación familiar, afrontar una separación o en casos de maltrato. Y la tercera, dirigida a aquellos que tienen algo que aportar, a través de la participación en los cursos o la intención de colaborar con quien así lo demande. "En definitiva queremos ofrecer un sitio de referencia", señalaba Espejo. Un punto que se encuentra en la plaza de Medinaceli, como también señalan en el tríptico, además de ofrecer el teléfono y el correo eléctronico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios