Medio centenar de taxistas protesta en la estación de Bahía Sur

  • El gremio demanda que se habilite una parada oficial para este servicio público

Comentarios 1

Medio centenar de taxistas se concentraron a primera hora de la tarde de ayer junto a la nueva estación de tren de Bahía Sur para reclamar que se habilite, en estas instalaciones, una parada oficial para este servicio público.

Fue una primera llamada de atención con la que el gremio del taxi pretendió dar a conocer sus demandas y denunciar la precariedad de la ubicación asignada en estas dependencias recién estrenadas y pendientes aún de inauguración, que dispone tan sólo de seis plazas y que ni siquiera está debida señalizada. Además -insisten- el lugar que actualmente se les ha asignado, justo tras las escalinatas de acceso a la estación, les hace difícilmente visible para los viajeros.

"Hay muchas quejas de los usuarios, la gente se baja del tren y se pregunta por qué no hay taxis, porque ni siquiera nos ven", aseguró ayer el portavoz de la Asociación Local del Taxi, Juan José del Cid.

El gremio considera inconcebible que se construya una estación de características similares a la de Bahía Sur -que ha pasado a ser la principal de la ciudad- sin contar con un espacio reservado para un servicio público como es el taxi.

Por ello están dispuestos a intensificar sus protestas a lo largo de las próximas semanas si sus reivindicaciones no son atendidas y si no se habilita una zona en mejores condiciones para que puedan desarrollar su trabajo.

En La Isla hay 68 licencias de taxis. En la estación de tren pueden trabajar entre quince y veinte personas, en función del día y de la hora, si bien la ubicación de la que actualmente disponen no les permite más que media docena de vehículos.

Según Del Cid, el área municipal de Tráfico tendrá ahora que elaborar un informe sobre la situación y proponer en él la ubicación que estime más idónea para la parada de taxis. Dicho informe pasará luego a la Gerencia Municipal de Urbanismo para su estudio y aprobación y, posteriormente, será remitido al Ministerio de Fomento -administración que promueve la construcción de la nueva estación- para que acometa dicha actuación.

El martes, un día antes de la protesta convocada, el delegado municipal de Tráfico, Daniel Nieto (PP), salió al paso de las demandas del gremio asegurando que el Ayuntamiento mediará ante Fomento para solucionar el problema. Pero el responsable municipal de este área lo dejó claro: hay que pedir cuentas a la administración que promueve la actuación, que es el Ministerio de Fomento.

Ayer, los afectados insistieron en pedir una solución a todas las administraciones implicadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios